Pukarascos: especie extraterrestre malvada de Atacama

0
0
pukarascos

El Desierto de Atacama es una extensa zona árida que abarca desde el Sur del Perú hasta la zona Central Norte de Chile, y desde el Océano Pacífico hasta la Cordillera de los Andes. Su historia es rica en culturas prehispánicas, batallas y guerras, leyendas, desapariciones, especies extrañas y enfermedades. Es conocida en el mundo del rally por su dificultad a la hora de conquistar los extensos mares de dunas, como también por el repentino y exclusivo interés por la NASA en montar observatorios y centros de pruebas para misiones espaciales no reconocidos en ningún mapa.

Atacama es una zona rica en minerales; desde la conquista española, muchos han extraído sus minerales, ya sea pirquineando las colinas, o bien del modo de extracción industrial a gran escala, pero sin importar la forma, todas han dejado extensas cuevas, peligrosas para quien cae en una o bien si buscas refugio en la fría noche desértica.

En uno de nuestros viajes turísticos en la zona cordillerana de Atacama, rumbo a la Laguna Santa Rosa, hicimos una parada en Puquios para ver las ruinas que a fácil vista se pueden apreciar desde el camino de terracería. En plena sesión de fotos, se nos acerca un anciano de muy desfavorable apariencia, muy cortés el señor, nos pregunta si íbamos a alguna laguna o al Salar de Maricunga, y pues antes de responderle, le preguntamos si quería un raid, y desde ese momento comenzó todo.

En el viaje, mientras hacemos las respectivas presentaciones y explicaciones de lo que era la Internet, nos ofrece techo si se nos hacía tarde, y sí, la noche se adelantó, debido a que estábamos en un valle montañoso de grandes alturas y pues la sombra nos conquistó. Esa noche, nos ofrece carne (charqui) y mucho queso de cabra, nosotros sacamos las cervezas. Ya adentrada la noche, Jorge -el anciano pirquinero- nos advierte de ciertos insectos y animales nocturnos, tales como las vinchucas, zorros, pumas y lo que él llamó Pukarascos.

Mientras nos contaba la historia del Norte de Chile, nosotros fascinados observando las estrellas, -jamás habíamos visto la vía láctea como esa noche-. El equipo de producción alucinaba con el paso de los satélites y Don Jorge, interrumpe diciendo de ahí vienen los Pukarascos y todos de manera súbita volteamos y nos llamó la atención sobre los Pukarascos y pedimos que nos cuente más sobre ellos o esos.

Nos describe como eran los Pukarascos y podemos decir que él hablaba de un gris pero con el color de la piel rosa café, como un humano. No podemos decir que sea un gris o una especie nueva, ya que desconocemos las otras razas identificadas. Don Jorge, además nos comentó que en el Valle de las Vinchucas suelen verse con más frecuencia.

Decidimos cancelar el viaje a la Laguna Santa Rosa y preparamos todo para ir al Valle de las Vinchucas (camino Inca de Oro), pero Don Jorge se opuso y nos dio un sin fin de escusas y motivos para no ir, ya que según él, esta especie es muy agresiva y se alimenta de cabras, vicuñas y según él, hasta de humanos. Agregó que a menudo recorren las cuevas y montañas pero siempre en las sombras, detestan el día. Agregó que cuando sus cabras comienzan a desaparecer, -no las busca porque sabe el lamentable paradero-, pero para un ermitaño que no sabía que era la Internet, mencionar sobre trailers negros y señores con vestimenta elegante en coches anticuados, es algo que no pensábamos que conociese. Al recavar más información, nos comentó que llegan para repartir comida, dinero y que no busquemos a nuestros animales ni que comentemos con nadie.

Algo que comentó es que en las noches se escuchan gritos como de un niño gritando de berrinche, los chillidos son tan espeluznante que hasta nos dio miedo pasar la noche ahí. Don Jorge nos cuenta que a veces escucha pisadas y un desagradable olor como azufre o baño sucio (amoniaco) ronda  en su casa. Él dice que no lo atacan porque descubrió que no les gusta el olor a pobre o suciedad corporal, -nos dio risa-.

No hicimos el viaje pero esa noche si pudimos escuchar muchos gritos como si se comunicaran, a la mañana siguiente, no vimos huellas de nada, pero cancelamos la travesía.

Don Jorge, es un ermitaño pirquinero de la zona alta de Puquios. No sabemos si sigue vivo, pero no publicamos esta experiencia hasta dejar pasar varios meses y decidir que aunque suene fantástico, es un expediente secreto x digno de estudiar y considerar. No podemos asegurar la veracidad de éste relato, pero lo que si pudimos notar es que en Paipote, Tierra Amarilla, Inca de Oro, El Salvador; este animal o ente existe en la leyenda rural, obviamente con diferentes nombres.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here