La base lunar de origenes extraterrestres

0
121
base lunar extraterrestre

El 28 de julio de 1964, la NASA lanzó al espacio exterior el cohete Agena B y en su interior la sonda espacial Ranger 07. Para esta fecha los rusos ya habían logrado llevar insectos, roedores, perros fuera del planeta, la carrera espacial había comenzado. Estados Unidos al conocer el poderío que tendrían los rusos si dominaban la estratosfera, la Luna y otros planetas, comenzaron una carrera muy acelerada por alcanzar en corto tiempo la más de una década de ventaja que la ex Unión Soviética tenía sobre las demás potencias.

En aquella época la NASA tenía estrictamente prohibido que los científicos, astronautas, ingenieros y todo el plantel en general hablaran con los amigos, familiares y medios de prensa todo lo referente al programa, pero no les prohibía que debatieran sobre los cálculos, combustibles, trayectorias, suministros, preparación mental y física, alimentación.

En 1959, un contra-espía soviético había comentado a la CIA, que su país tenía planeado ir a la Luna porque habían detectado estructuras artificiales en algunas regiones de la superficie lunar. Inmediatamente se inicia el programa Ranger, siendo en 1961 el año en que la primera sonda lunar salió del planeta Tierra, pero es hasta el Ranger 07 que la NASA detecta estructuras artificiales. Lo curioso aquí es que la sonda lunar tenía una capacidad de almacenamiento de 5 mil fotografías de alta calidad, pero la NASA comentó que recibió 4,308 fotografías y de ellas sólo unas 80 fotografías se hicieron públicas, ahora ¿Por qué no enseñaron todas las fotografías?. Este programa finalizó con el Ranger 09, de los cuales su antecesor y este último fueron lanzado en secreto, ninguna de sus fotos fueron presentadas al público.

Mientras el programa Ranger estaba en ejecución, los programas Apolo y Mercury comenzaban a diseñarse. Ya en 1969, el Apolo 11 pudo alunizar, los anteriores sólo orbitaron alrededor de la Luna. En el primer alunizaje, se perdieron las comunicaciones con la Tierra alrededor de 17 veces con tiempos que fueron prolongándose más en cada interrupción de señal, siendo de 32 minutos la que mayor tiempo estuvo interrumpida y curiosamente la del paseo lunar por el Mar de la Tranquilidad. Debemos aclarar que cada vez que se perdían las comunicaciones, Australia ofrecía una nueva transmisión y está retransmitía en canales privados a Estados Unidos, quienes estos con tiempo necesario, abrían a todo el mundo lo que ellos querían que los demás viesen y escucharan.

Para los amantes de la ufología y de teorías conspiratorias, esto era un encubrimiento, pero fue hasta a mediados de los años 80, cuando científicos de la NASA ya en retiro, comenzaron hablar sobre el tema, muchos entregaron fotografías inéditas y otros extractos de filmaciones de bases lunares extraterrestres, como también frecuencias cardíacas de los 3 afamados astronautas.

Ahora nos queda reflexionar, el por qué se suspendieron los programas lunares, siendo el último el Apolo 17, será que ¿ya obtuvieron lo que fueron a buscar?, o bien ¿ya hicieron el contacto e intercambio con otras civilizaciones extraterrestres?, pues, si aceptamos que lo que comentó el ufólogo escocés Gary McKinnon, que había hackeado información de la NASA y que encontró un programa llamado Oficiales No Terrestres, podemos afirmar que algo nos ocultan.

Curiosamente, desde que el hombre como humanidad llegó a la Luna y regresó a nuestro planeta, muchos avances tecnológicos por parte de Estados Unidos han sido desarrollados de manera extremadamente veloz, si la comparamos con la línea histórica de inventos y descubrimientos.

También podemos ver encubrimientos con aplicaciones modernas, como el Google Moon, similar función con Google Earth, pues hay zonas que se ve evidente un bloqueo de imagen y difuminaciones que no tienen explicación. También muchas universidades tienen prohibido observar a la Luna fuera de ciertas coordenadas con sus telescopios repartidos en todo el mundo.

En conclusión, no tenemos las pruebas oficiales de que existan bases lunares creadas por otras especies, pero si tenemos bastantes evidencias no oficiales que comprueban que si existen. Dada la tendencia de las potencias mundiales a ocultar y editar informaciones y sucesos, pues no nos queda otra que aceptar que mientras más ocultan, es porque algo quieren ocultar, y por ende, algo existe.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here