¿Puede un celular funcionar bajo el agua?

0
122
Apple iOS iPhone iPad

Actualmente existen 2 métodos para hacer que un smartphone sea a prueba de agua: barreras físicas, como un protector de puertos o costuras selladas que evitan que entre líquido; y nanosellado, que se aplica en todo el dispositivo y repele el agua. Si bien ambas técnicas son utilizadas, la segunda es la más efectiva, dado que hace posible que el dispositivo sea resistente al agua sin sacrificar tamaño y estética.

Existen distintos tipos de nanosellado, pero el más comúnmente utilizado es el que produce P2i. El proceso de impermeabilización de esta compañía implica someter cualquier dispositivo electrónico a un vapor intensificado por plasma en una cámara de vacío a temperatura ambiente. El vapor contiene un polímero gaseoso que, al entrar en contacto con las superficies del dispositivo -tanto externas como internas- forma un enlace covalente súper fuerte que constituye una barrera a prueba de agua mil veces más delgada que un cabello humano.

Una vez dentro del teléfono, la capa ultra delgada del polímero reduce drásticamente el nivel de energía de la superficie, obligando al agua que entre en contacto con ellas a agruparse en gotas y ser repelida.

En otras palabras, el revestimiento actúa de manera similar a las plumas cerosas de la espalda de un pato, evitando que el agua se filtre y forzándola a resbalar por los lados. Obviamente, en el caso de un smartphone, esto previene que el agua penetre hasta los componentes internos del teléfono. Pero, incluso si se filtrase, cada componente está recubierto por el polímero gracias al proceso de exposición al vapor, que protege al teléfono hasta que el agua se evapora o se seca manualmente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here