Drones: cómo cambiará la vida con los vuelos no tripulados

0
6
drones

Las fuerzas aéreas de numerosos países utilizan drones, pero el futuro de las aeronaves a control remoto será más variado. El sector industrial de los vuelos autónomos crece aceleradamente, y tiene la posibilidad tanto de ayudar como de divertir.

La ayuda en desastres es un campo importante en el que los drones podrían hacer la diferencia: al volar sobre un lugar, afectado por un terremoto, accidente nuclear, bombardeo u otro evento, y captar imágenes o video de alta resolución, pueden contribuir a que un equipo terrestre organice una misión de reconocimiento, rescate o limpieza. Por ejemplo, el Trimble UX5, con módems de 2.4 GHz que se comunican con su tablet de control a 5 kms de distancia, puede ayudar a cartografiar un lugar sin que nadie tenga que acercarse a escombros o derrumbes peligrosos.

También están los drones como el sistema de Vigilancia Avanzada de Radiación Atmosférica (AARM), diseñado por el doctor James MacFarlane de la Universidad de Bristol, que puede incursionar en terrenos afectados por desastres nucleares, como el ocurrido en marzo de 2011 en Fukushima. Esta aeronave es un hexacóptero que cuenta con un espectrómetro capaz de medir los niveles de radiación gamma de un lugar sin que ninguna persona arriesgue su salud al aproximarse a la zona de desastre.

Dos de las aplicaciones más atractivas de los drones son la fotografía y el video aéreos. Antes, para tomar imágenes o fotos desde el aire había que contratar grúas o helicópteros. Ahora, en cambio, con sólo $80 dólares se puede comprar un drone que tenga una cámara montada, de modo que incluso fotógrafos y cineastas aficionados pueden tomar imágenes de alta definición.

El uso de drones parecería estar limitado a gobiernos, ejércitos y entusiastas serios, pero también puede implementarse para cubrir servicios de la vida cotidiana. Amazon y DHL, por ejemplo, están haciendo pruebas con drones de entrega. A fines del 2013, Amazon declaró que en cuestión de 5 años entregaría paquetes pequeños con esta tecnología. Aunque actualmente está prohibido el uso de drones para uso comercial en los Estados Unidos, Amazon ha solicitado a la Dirección Federal de Aviación (FAA) que suavice las reglas para aceptar que drones pequeños entreguen cargas de hasta 2.3 kilos; como este peso representa el 86% de sus entregas, podría retirar de las calles la mayoría de los grandes, estorbosos y peligrosos vehículos de entrega que usa. Por su parte, DHL, ya vuela misiones de prueba desde Alemania continental hasta la isla de Juist.

Los drones comerciales están muy lejos de sus más famosos primos militares, pero no por eso son menos atractivos: están llenos de tecnología fascinante con la que pueden hacer más segura y divertida nuestra vida. A pesar de la alta demanda que están teniendo, muchos países restringen el vuelo en ciertas zonas, debido a la seguridad nacional y derechos de privacidad de sus ciudadanos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here