¿Por qué el Filovirus del Ébola es tan letal?

0
41
filovirus ébola

Si has leído un periódico o visto la televisión en los últimos meses, entonces es probable que estés familiarizado con la enfermedad llamada ébola. El brote de 2014 en África Occidental ha causado miles de muertes en Guinea, Liberia y Sierra Leona, además de dejar a mucha gente atemorizada por esta enfermedad infecciosa y a menudo fatal.

La enfermedad por el virus del Ébola (EVE) se transmite a través del contacto con sangre, fluidos corporales y órganos de una persona o animal infectados. Una persona sólo se vuelve contagiosa cuando comienza a mostrar síntomas, lo cual suele ocurrir entre 2 y 21 días después de la infección. Los síntomas iniciales son: manifestación repentina de fatiga por fiebre, dolor muscular, cefalea y dolor de garganta, seguidos por vómito, diarrea y erupciones en la piel, para derivar con el tiempo en insuficiencia renal y hepática, así como hemorragias internas y externas.

Desde 1976, cuando apareció la enfermedad por primera vez, ha habido muchos brotes, pero el más reciente tiene la cifra de víctimas más elevada, debido a que se propagó a áreas urbanas.

En la actualidad no existe un tratamiento homologado para el ébola, aunque se están desarrollando y probando posibles vacunas. No obstante, las oportunidades de supervivencia de una persona aumentan si el cuerpo se rehidrata lo antes posible, ya que con ello se gana tiempo para combatir la infección.

¿Por qué el ébola es tan letal?

En lugar de tener forma esférica, como la mayoría de los virus, el del ébola es largo y delgado (cobra), lo que le asegura un área más grande para atacar a un gran número de células. Además, está cubierto con proteínas de adhesión, que se unen a los receptores de las células humanas y le permiten liberar su material genético para generar nuevas copias de sí mismo.

Una vez que el virus entra en el organismo, su primer objetivo es desarmar al sistema inmunitario, de manera que los glóbulos blancos no puedan combatirlo antes de su rápida propagación. Las células infectadas liberan proteínas que provocan la filtración de sangre a través de los vasos sanguíneos. Esto es lo que ocasiona los síntomas más extremos y con frecuencia fatales del ébola: insuficiencia renal y hepática, disminución de la presión arterial, y hemorragias internas y externas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here