Los efectos negativos de la Coca-Cola para la salud

0
189
bebiendo coca-cola

La Coca-Cola® desde que fue fundada en el año 1892 en Atlanta, Estados Unidos ha venido posicionandose en el mercado como la bebida gaseosa más vendida en el mundo. Originalmente se comercializó como jarabe multiuso para apalear enfermedades y como refresco obligado en las comidas familiares. En la actualidad, debido a sus ingredientes, es consumida por diversos ejércitos de todo el mundo como bebida estimulante (debido a sus altas dosis de azúcar), como también como un incorrecto suplemento alimenticio el cual poco a poco está reemplazando a los jugos naturales en oficinas y colegios.

Coca-Cola® gasta miles de millones de dólares en crear anuncios publicitarios y fundaciones para seguir vigente como la bebida gaseosa más consumida en el mundo, a pesar de que muchos países han creado impuestos adicionales a este tipo de producto orgánico y hay más información sobre éste tóxico producto, lamentablemente sus ventas han aumentado.

Según diversos estudios, la Coca-Cola® puede ser consumida sin acarrear problemas a la salud, siempre y cuando no sobrepase el litro semanal, superando esta dosis, el organismo comenzará a enfermarse y por ende, el consumidor tendrá severas consecuencias en su salud. Los efectos negativos de la Coca-Cola® son bastantes y las combinaciones de estas se multiplican por millares, llegando al punto en que es imposible enumerarlas todas.

La Coca-Cola® contiene agua carbonatada, E150d, E952, E950, E951, E330, E338, E221, aromas y su fórmula secreta. El agua carbonatada es simplemente agua con gas, la ingesta excesiva puede incrementar acidez del jugo gástrico, secreciones y úlceras gástricas, como también descalcificación. El E150D es un colorante perfecto para el producto, pero se logra mezclándola con sulfato de amonio. El E952 es ciclamato sódico o mejor conocido como sustituto de azúcar, de esta compuesto nace la sacarina y el aspartame, sustitutos de azúcares prohibidos en 1969 por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU pero autorizados por la OMS en 1979. El E950 es acesulfamo de potasio, un compuesto 200 veces más dulce que el azúcar; este compuesto es el que crea la adicción ya que estimula el sistema nervioso, también agrava el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular. El E951 es aspartamo y cuando el refresco se calienta a más de 24 grados celsius, se descompone en metanol y provoca ceguera, ya que afecta al sistema óptico. El E338 es ácido ortofosfórico y es tóxico para la piel, muchos de los trailers que transportan el líquido de la Coca-Cola deben ser especiales ya que carcome el interior del recipiente. El E330 es un ácido cítrico y es muy común en muchos alimentos. El E221 es benzoato de sodio y su ingesta en exceso produce cirrosis y mal de Párkinson, también desactiva el ADN humano. Los aromas son desconocidos al igual que su fórmula secreta, no pudimos determinar sus efectos en el organismo.

La Coca-Cola® genera adicción, debido a la cafeína y derivados de la hoja de coca. Beber más de 500cc al día puede provocar imsomnio, taquicardia, y constantes ataques de ansiedad. También provoca un severo desgaste en el esmalte dental, como también descalcificación y caries. En los huesos provoca grietas y agujeros, haciendo al hueso una esponja. También es causante de diarrea, jaquecas y obesidad. Como ya pudiste leer, la Coca-Cola® tiene demasiados efectos negativos para la salud, te nombramos las más importantes. En tí está en reducir la dosis o dejar de consumirla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here