El estrés: un enemigo cuando realizas dietas para adelgazar

0
23
obesidad

En el ser humano no existe algo más poderoso que la voluntad, si no hay suficiente voluntad nada se realizará o bien será hecho todo a medias. Para bajar de peso es importante que exista voluntad para adelgazar. Uno de los errores comunes de las personas es querer bajar de peso porque un ser querido o bien el médico te lo exige, ya sea con leves comentarios sobre tu figura o bien porque si no pierdes volumen y peso, tu salud se verá afectada.

Son muy pocas las personas que bajo estrés y sin voluntad logran adelgazar, y esto es debido porque repiten el proceso una y otra vez, formando un hábito de comer sano y hacer ejercicios. Pero 9 de cada 10 personas que intentan bajar de peso bajo presión no lo logran, recaen y terminan engordando más.

Muchos de los errores de los nutriólogos y médicos generales es que te asustan con las consecuencias y los posibles males que puedes contraer, te miden la glucosa, los triglicéridos y otras hormonas, para justificar lo mal que estás en términos de salud. Te recetan medicinas y cambios de regímenes alimenticios que son costosos o bien no estás acostumbrado a preparar y comer.

El cerebro aquí es el elemento principal a considerar ya que por mecanismo de autodefensa -cuando realizas algo a la fuerza o que generará estrés-, libera ciertas hormonas como el cortisol y la adrenalina a través de las glándulas suprarrenales, para que el organismo cuente con la energía necesaria para poder resolver la situación. El estrés aunque no lo creas, estimula al cerebro bajo engaño. Entonces si estás preocupado de cuantos gramos bajaste hoy, cuantas calorías consumiste o perdiste, cuantos días te faltan para que comiences a ver cambios en tu cuerpo, cómo preparar los alimentos cuando quieres ver una película, o bien has estresado a tus músculos con el ejercicio constante y fuera de lo normal.

Entonces el cerebro llama a la acción al Cortisol, quien libera más azúcar en el torrente sanguíneo y detiene la producción temporal de insulina, por lo tanto tendrás una sensación de hambre, pero como te encuentras en un estado físico de relajación, pues esa energía decantará como grasa en el tejido adiposo. También vienen a la acción la serotonina, dopamina y endorfinas que nos producirán un deseo incontrolable por azúcares. Por lo tanto, en tu estado de reposo pero bajo estrés, estarás generando más grasa respecto a lo que estás queriendo eliminar.

Para bajar de peso, debes estar calmado mentalmente hablando, no permitas que la ansiedad gobierne tu cuerpo y tu boca, come poco pero a sus horas, crea un hábito para comer, es decir, sólo en casa o en algún lugar y hora en tu oficina o cerca. Los seres humanos somos omnívoros por genética, come de todo pero no te olvides de mantener a tu cuerpo activo, realizando ejercicios diarios, ya sea salir a caminar, trotar o yendo al gimnasio y olvídate por lo menos 6 días a la semana de tu peso y verás como comenzarás a bajar de peso.

Recuerda que cada cuerpo es diferente a otros, no imites lo que otros hacen para adelgazar, busca tu dieta ideal en la que te permita ir bajando poco a poco tu peso y volumen sin estresarte ni impidiéndote comer ciertos alimentos, se consciente de lo que comes, olvídate de las comidas rápidas o esas que llegan en 30 minutos a tu domicilio, no consumas tanto refrescos ni cosas aceitosas y toma mucha agua.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here