Bajar de peso con la ayuda de los amigos y familiares

0
4
bajar de peso

Tal vez una de las cosas a la que la mayoría de las personas nos cuesta mucho trabajo enfrentar es: la realidad de que tenemos sobrepeso, y cuando por fin nos hemos decidido a bajar de peso, a perder peso, con tal de recuperar nuestra salud, nos damos cuenta de que no es tan sencillo como parece, pues la esencia de todo este proceso  de bajar de peso tiene que ver con la creación de nuevos hábitos, y aveces esto incluye la gente con la que habitualmente convivimos, y el caso que hacemos, o influencia que sus comentarios o incluso sus hábitos, o mejor dicho su rutina, puede tener sobre los nuestros.

El ser humano es un ente social por naturaleza, y busca usualmente convivir con otros de su especie, y a veces esto incluye serlo con sus gustos, e intereses, se da una fácil asimilación al grupo cuando hacen cosas parecidas, y seguro has observado que a veces hasta se parecen un poco en su figura y maneras las personas que pasan mucho tiempo juntas, y en el caso de la alimentación y el ejercicio esto se ejemplifica aun más, y esto definitivamente parece tener alguna influencia sobre las costumbres que adquirimos.

Pero ¿Es verdad que los amigos o familiares pueden influir en que alguien pueda perder peso o no? Pues según el investigador en nutrición Walter Willet, profesor de epidemiología y jefe del departamento de nutrición de la Universidad de Salud Pública de Harvard (HSPH por sus siglas en inglés), los esfuerzos por perder peso, se pueden ver influenciados positiva o negativamente por las personas cercanas a uno: ya sean amigos, familiares, esposa, esposo, o incluso personas del trabajo, cuando se trata de adquirir un estilo de vida saludable.

Este investigador explora la posibilidad de que los esfuerzos por bajar de peso, pueden ser detenidos o minados por la influencia de los malos hábitos alimenticios o de vida sedentaria de las personas cercanas a ella. Esto lo establece en su nuevo libro Thinfluence (algo así como la influencia del pensamiento) dónde examina como algunos factores influyen en el peso de las personas, factores como:  los amigos, familia, anuncios, entretenimientos y otros factores del ambiente.

El investigador muestra que las posibilidades de una persona para volverse obeso se incrementan en 57% si los amigos cercanos son obesos, 40% si los hermanos lo son, y 37% si el esposo o la esposa lo es. Parece que la obesidad es contagiosa, pero también lo es la actividad física y el comer saludablemente, y en su libro, es lo que se busca fortalecer. Hay que invitar a los amigos a hacer una caminata, o a cocinar una merienda saludable, invita a tus amigos a llevar una vida positiva y saludable.

Así que tal vez toca ayudar a los cercanos y a uno mismo, tan solo por un cambio en los hábitos, hacia una mayor actividad física y consumir comida saludable.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here