Todo sobre los poderosos tornados solares

0
254
tornado solar

Nuestro Sol, una esfera gigante de plasma (gas ionizado) de hidrógeno es el cuerpo dominante del Sistema Solar. Uno de los eventos visuales más intensos son los tornados solares. La torsión de los campos magnéticos es entre cien y mil veces más potente que lo que vemos y padecemos en la Tierra y, según diversas observaciones, llegan a tener una altura de 70 mil kilómetros.

Se calcula que, en todo momento, hay unos 11 mil tornados solares en la superficie del Sol, y se cree que son la razón por la cual su atmósfera externa se mantiene caliente. Al parecer, también contribuyen a las auroras en nuestro planeta Tierra.

Los tornados solares son diferentes de los terrestres porque se forman debido a campos magnéticos que se propagan a través de plasma. El lugar donde más frecuentemente suelen formarse es en el ecuador y en los polos del Sol, ya que es ahí donde el campo magnético es más intenso. Este tipo de tornados, que tienen temperaturas de más de un millón de grados Celsius y se mueven a más de 10 mil km/h, también existen en otras estrellas de otros sistemas solares.

Los tornados solares suelen aparecer en grupos y su función principal es calentar la atmósfera externa de la estrella vital, al transportar energía de las capas superficiales y depositarla en la corona. Estos tornados solares generan de 100 a 300 W/m2 y se cree que son la causa de la altísima temperatura de la corona solar, que siempre ha intrigado a científicos y astrónomos. Las observaciones realizadas en 2008 con el Telescopio Solar Sueco de 1m han aumentado nuestro conocimiento de cómo la naturaleza calienta el plasma magnetizado y de cómo los vórtices de la cromosfera son resultado de los tornados solares.

¿Por qué está tan caliente la corona del Sol?

El Sol presenta una curiosa característica: lo rodea un aura de plasma, la corona, que está mucho más caliente que otras regiones cercanas al núcleo. La corona puede llegar a tener una temperatura de 2 millones de grados Celsius, mientras que la superficie está a tan sólo 5,500°C. Esta característica ha intrigado a científicos y astrónomos por igual, y actualmente hay algunas teorías que tratan de explicarla.

Las más recientes proponen que el calor se inyecta a la corona mediante ondas de calor que se propagan desde el núcleo. Como la corona está dominada por campos magnéticos que se conectan e interactúan entre sí, se crea una zona de convección que libera grandes cantidades de energía y calor. Los tornados solares están relacionados con la asombrosa temperatura del plasma y contribuyen a las eyecciones de masa coronal y al viento solar de la atmósfera del Sol.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here