Cómo sobrevivir de los peligros en las montañas

0
75
montañas

Las montañas son la máxima prueba de supervivencia. Los cambios de clima suelen ser abruptos y casi imposibles de predecir sin instrumentos. Aún si la base está soleada, cuando llegues a la cima las nubes bajas pueden cegarte, la lluvia puede volver resbaloso el terreno y el frío te puede congelar.

Necesitarás un kit completo para estar bien preparado. Empaca una mochila con un mapa, una brújula y una lámpara de mano o una banda con linterna para sujetarse en la cabeza, así como una manta de emergencia de colores vivos. Además, usa ropa interior térmica y prendas resistentes al agua y el viento. También deberás mantenerte bien hidratado: la falta de fluidos a gran altura puede ocasionar mareos, dolores de cabeza intensos, desmayos e incluso lesiones por congelamiento. Si no tienes agua, intenta encontrar un arroyo o derrite nieve o hielo.

La altura es un verdadero problema para los montañistas. La presión del aire disminuye a medida que asciendes, lo que significa menos oxígeno. Esto hará que tu cerebro disminuya la actividad en los órganos más importantes; tus extremidades estarán pesadas y sufrirás mareos. La prioridad es descansar y oxigenarte.

Si estás intentando huir de la montaña, la mejor forma de hacerlo es cuesta abajo, pero eso no siempre es posible. Las montañas tienen estructuras complicadas y los caminos para descender son escasos. Si te es posible, coloca marcadores a lo largo de tu ruta para indicar por dónde has pasado y así evitar caminar en círculos. Las montañas no sólo son enrevesadas, también esconden grietas en la nieve o el hielo y, si no te sientes seguro, intenta encontrar rocas o piedras para lanzar frente a ti, ya que podrían revelar un precipicio escondido.

EN caso de que la visibilidad sea muy mala, lo mejor es irse a dormir. Encuentra un sitio lejos del viento y protegido de la lluvia, como una cueva o el saliente de un acantilado. Aún cuando pueda sonarte extraño, rodéate de montones de nieve, ya que ésta tiene propiedades aislantes. Cúbrete para mantenerte caliente durante la noche y trata de encontrar tu camino cuando haya luz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here