¿Qué hay dentro de un cerdo?

0
44
cerdos

Parece injusto que haya tantas expresiones y dichos despectivos sobre los cerdos porque, en el fondo, se parecen mucho a los seres humanos. De hecho, el corazón de algunas variedades es bastante similar al nuestro tanto en peso como en estructura interna y velocidad a la cual bombea la sangre… tanto, que podría usarse para trasplantes de corazón en humanos.

Más aún, los cerdos tienen una capacidad de aprendizaje impresionante. En un estudio  publicado en 2009, algunos científicos mostraron un reflejo de comida a cerdos que previamente habían visto espejos, y compararon su respuesta con un grupo que no lo había hecho. Entre los del primer grupo resultó mucho menos frecuente la interpretación de que la comida estaba detrás del vidrio.

Los cerdos y otros miembros de la familia Suidae, que incluye jabalíes y cerdos salvajes, tienen un esqueleto fuerte que les permite actuar como recios defensores de sus territorios y sus crías. También gozan de un excelente sentido del olfato, el cual compensa su deficiente vista. El hocico de un cerdo, junto con sus patas cortas, musculosas y con dedos pares, está perfectamente adaptado para olfatear y descubrir alimento enterrado en bosques y pastizales, puesto que fue en éstos donde se desarrollaron como especie.

Los cerdos salvajes pueden comer larvas, anfibios y pájaros pequeños, además de raíces, hojas, nueces, frutas y hongos. Para masticar esta dieta omnívora poseen dientes caninos, incisivos y molares, igual que nosotros. El sistema digestivo del cerdo, sin embargo, tiene características anatómicas diferentes del nuestro (un colon en espiral, por ejemplo), pero funciona de la misma manera: la comida se procesa en un solo estomago y en los intestinos, y luego pasa directamente a través del colon para ser excretada.

Contrariamente a lo que dice el mito, los cerdos mantienen sus desechos lejos de la comida y no se revuelcan en ellos. Eso sí, les encantan los baños de lodos, pero eso es porque no pueden transpirar: el lodo húmedo los mantiene frescos mientras el calor se disipa por evaporación, una técnica que también usan los elefantes. Así que sudar como cerdo es una de esas expresiones que definitivamente le dan mala fama a los puercos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here