¿Por qué los árboles bonsái son tan pequeños?

0
1074
bonsai

El arte de cultivar árboles bonsái consiste en reproducir la apariencia de un espécimen de tamaño completo, pero en miniatura. Esto se logra prestando mucha atención, manipulando ciertas cosas y podando en extremo. Casi cualquier especie de árbol puede ser trasladada a un bonsái con la ayuda de unas cuantas técnicas útiles.

Primero que nada, hay que podar. El desarrollo del árbol bonsái puede ser controlado recortando los brotes, tallos y ramas. Un truco es pellizcar para evitar que crezca follaje, así como arrancar nuevos brotes.

Existen varios métodos para mantener la proporción de las hojas. Las plantas requieren de luz solar para producir su propio alimento. Si no abunda, tienden a desarrollar hojas más grandes con una superficie más amplia para captar más luz. Por tanto, un bonsái debe ser expuesto a suficiente luz solar para compensar el reducido tamaño de sus hojas. Igualmente, arrancar las hojas -práctica conocida como exfoliación- también alentará el surgimiento de nuevos brotes, los cuales generalmente suelen ser más pequeños.

Así como se puede restringir su crecimiento, las ramas y tallo pueden entrenarse para que crezcan en direcciones específicas. Esto se logra enredando alambre de cobre o aluminio alrededor de una rama antes de que madure y endurezca. Sin embargo, dicho alambre se debe retirar si empieza a cortar los apéndices.

Recortar las raíces también crea espacio dentro de la maceta para que la tierra fresca fomente la salud de la planta. Aunque frecuentemente se plantan en macetas con poca tierra. Los bonsái necesitan tierra rica en nutrientes. Los principales elementos que requieren son: nitrógeno para el tronco y el crecimiento de las hojas; fósforo para las raíces y producción de frutos, y potasio para el bienestar general y desarrollo de la planta bonsái.

Si estás dispuesto a cultivar un árbol bonsái, deberás tener en cuenta que es un trabajo de mucha paciencia y de recursos económicos, como también aprender por medio de un curso o un experto. El 70% de los árboles bonsái en el mundo son catalogados como cultivos fracasos, generalmente los que venden son esos. Quienes lograron el perfecto cuidado y desarrollo, generalmente no lo venden.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here