¿Por qué los animales se guían con el campo magnético?

0
1235
orientación animal

A fin de navegar cuando el cielo está nublado, echamos mano de brújulas, originalmente hechas de un material magnético, como la magnetita. Ésta no es más que óxido de hierro, la sustancia con más magnetismo que se encuentra de manera natural en el planeta. Curiosamente, varios animales han desarrollado brújulas internas que utilizan la misma sustancia. Esta adaptación natural para la orientación es muy antigua: la habilidad de detectar campos magnéticos se puede observar en formas de vida tan simples como las bacterias.

Las bacterias magnetotácticas producen cadenas de magnetita o un compuesto de hierro similar, la greigita. Éstas se alinean con el campo magnético de la Tierra y, dado que los microorganismos son muy ligeros, se mueven con ellas como si fueran la aguja de una brújula. Así, las bacterias evitan verse arrastradas fuera de su hábitat.

Algunas aves y peces también tienen magnetita dentro de sí; pero, en vez de usarla para rotar como la aguja de la brújula, la incorporan en las células nerviosas. Esto les brinda un sexto sentido para la navegación, y lo usan en combinación con otros indicadores, para orientarse.

Por su parte, algunos organismos usan proteínas criptocromas que se encuentran en los ojos para ver los campos magnéticos. Estas moléculas sensibles a la luz, que también se emplean para regular los lapsos de sueño y vigilia del ciclo circadiano, se activan con la luz azul, generalmente radicales libres. El campo magnético de la Tierra altera el movimiento orbital de los electrones desapareados, permitiendo al animal determinar su ubicación.

Los peces cartilaginosos, como tiburones y rayas, también pueden detectar el campo magnético de la Tierra, pero de una manera menos directa. Poseen órganos especializados en la cara, llamados ampollas de Lorenzini, que pueden detectar campos magnéticos en el agua. El campo magnético de la Tierra incide en las corrientes oceánicas y genera señales eléctricas que las células nerviosas detectan; eso permite a los peces orientarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here