Los animales de la Antártida y su forma de sobrevivir

0
2583
pinguino emperador

Los animales que han hecho de la Antártida su hogar deben ser resistentes, adaptables y sobre todo, ¡estar bien abrigados! El alimento también es fundamental, pues mantenerse caliente exige mucha energía. Por ello, muchos de los residentes del Ártico son feroces cazadores.

Las focas, revestidas de grasa, son capaces de soportar el intenso frío de los mares. Numerosas aves marinas habitan las islas que rodean el Polo Sur, y muchas más acuden por temporadas para aparearse o alimentarse. El majestuoso pingüino emperador posee increíbles tácticas para sobrevivir al más crudo de los inviernos, lo cual lo convierte en prueba viviente de la implacable política de la naturaleza: adaptarse o morir.

La foca cangrejera, a pesar de su nombre, su alimento principal es el abundante kril del Ártico, al cual atrapa gracias a sus dientes especialmente adaptados para filtrar agua. La foca leopardo, nadadora hidrodinámica sumamente veloz, mantiene el calor gracias a sus rápidos movimientos y una dieta de criaturas de sangre caliente. El elefante marino, en su sangre posee grandes cantidades de hemoglobina, lo que se traduce en mayor oxigenación y paseos acuáticos más profundos y largos.

El pingüino emperador, posee cuatro capas de plumas especializadas, un cuerpo regordete y mucho amontonamiento son sólo algunas de las adaptaciones del emperador de la Antártida. El pingüino papúa, tiene una perfecta hidrodinámica que le permite ser un excelente cazador de peces y, con ello, mantener sus reservas de energía. El pingüino barbijo, se caracteriza por su denso plumaje, que forma una capa impermeable al agua, el cual ayuda a estas pequeñas aves a mantenerse calientes.

El albatros posee colosales alas que logran un desempeño extraordinario en las condiciones climáticas más duras, pueden bloquearse en una posición para planear sin esfuerzo. El bacalao antártico, al igual que otros animales de sangre fría, posee en su sangre proteínas anticongelante que mantienen su temperatura. El pato petrel antártico, ha invadido el continente blanco, se alimenta de los peces, calamares y crustáceos abundantes en la zona y lamentablemente en tiempos difíciles son la presa de las focas.

La orca debajo de su piel tiene una gruesa capa de grasa para aislar y proporcionar energía cuando escasea el alimento. El cachalote puede contener la respiración hasta 90 minutos al sumergirse a grandes profundidades para cazar calamares gigantes. El rorcual vive casi todo el año en la zona y en invierno emigra a los trópicos para reproducirse.

Como bien habrán leído, en la Antártida también existe una cadena alimenticia carnívora, siendo los peces los primeros en la pirámide, seguido por las aves que son presa fácil de las focas y éstas de los mamíferos cetáceos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here