Descubre por qué los peces permanecen juntos

0
1170
cardumen de peces

Un grupo de cientos -o a veces miles- de peces nadando juntos es una de las imágenes más espectaculares de la naturaleza, pero ¿cuál es la razón de este increíble fenómeno?. Hay 2 tipos de bancos de peces: aquellos en donde los integrantes pueden pertenecer a especies diferentes y cada uno busca alimento por su cuenta, y aquellos formados por peces de una sola especie que se mueven sincronizadamente y a la misma velocidad.

Algunas especies, entre ellas atunes y arenques, casi siempre nadan en grupo, sean mixtos o no. Otros, como el bacalao del Atlántico, sólo forman bancos por un tiempo, con frecuencia cuando están buscando pareja. Además de la reproducción, hay varias razones por las cuales los peces se agrupan en bancos. Una es que les ofrece la ventaja de seguridad por número, pues ser parte de un grupo reduce la posibilidad de que un pez sea devorado por un depredador. Los grupos de peces también pueden confundir a un atacante al dificultarle elegir una presa o incluso asustar al depredador al semejarse a un pez grande.

Otro beneficio es que un banco de peces es mucho más rápido para detectar alimento o un posible depredador que un pez solitario. Los científicos también creen que nadar de manera coordinada brinda a los peces mayor eficiencia hidrodinámica, pues el movimiento de la cola del que va adelante ayuda a que se impulsen los que nadan detrás.

Los bancos de peces de la misma especie se mueven con gran rapidez y pueden cambiar de dirección en un instante; aún así, sus integrantes se las arreglan para no romper nunca la formación ni chocar entre sí. Su rápida velocidad de reacción les permite copiar de inmediato los movimientos de sus vecinos, a los que pueden ver gracias a la posición de sus ojos, a ambos lados de la cabeza.

La visión desempeña un papel fundamental en la capacidad de un pez para nadar en bancos. Sin embargo, muchas especies de peces tienen recursos extra: franjas laterales que se extienden a lo largo de su cuerpo y contienen células ciliadas similares a aquellas del oído humano. Estas células les facilitan sentir cambios en las corrientes de agua; les ayudan a detectar el movimiento de los peces cercanos cuando la visibilidad es limitada, y a mantener una distancia segura entre ellos cuando cambian de velocidad y dirección.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here