¿Cómo corren los avestruces? Datos curiosos

0
419
avestruces

Miembro del grupo de las aves corredoras, que tienen músculos débiles en las alas y por ello no pueden volar, el avestruz es actualmente el pájaro más grande del mundo. Se encuentra principalmente en las regiones semiáridas del centro y el sur de África, donde leones, leopardos y hienas están constantemente al acecho… pero los avestruces han aprendido a dejar atrás a sus enemigos.

Estas aves cuentan con la velocidad para evadir a la mayoría de los depredadores africanos y cuando se asustan pueden salir disparadas a 72.5 km/h para alejarse del peligro. También pueden correr por periodos más largos a una velocidad menor, digamos, durante 20 minutos a 48 km/h. Aunque la velocidad es claramente la ventaja principal de un avestruz, al verse acorralado no se queda completamente indefenso, ya que puede emplear sus fuertes piernas para acomodarle un potente golpe a su posible atacante. Además sus patas con 2 dedos poseen una afilada garra de 10 cm bastante terrible, que también puede causar mucho daño.

Pero, ¿Qué le permite al avestruz salir corriendo a velocidades tan impresionantes? Sus singulares dedos, junto con los fuertes músculos de sus piernas, son la clave de su agilidad, pues maximizan la velocidad al permitirle reducir al mínimo el contacto con el suelo. El avestruz es el único pájaro que posee 2 dedos, de los cuales el más interno es el más importante. Este dedo es más largo, lo cual ayuda a impulsarse con sus patas, y es también el que posee esa garra potencialmente letal. La conformación de las patas ayuda a soportar el peso de este pesado animal.

Aparte de lo anterior, sus largas y poderosas piernas están desnudas, lo cual ayuda a que el ave sea lo más aerodinámica posible, tal como pasa con los atletas, que a menudo se afeitan las piernas o visten ropa ajustadas.

¿De verdad esconden la cabeza en la tierra los avestruces?

Efectivos para dejar atrás a la mayoría de sus depredadores, las largas piernas y gran altura de los avestruces son responsables de que les sea difícil pasar inadvertidos. Casi la mitad de la altura total de un avestruz corresponde al cuello, así que ésa es la parte del cuerpo que hay que ocultar.

Aunque un avestruz joven a menudo se echará con el cuello tendido a ras del suelo para evitar ser visto, las aves también se echan al suelo para re-acomodar sus huevos, que permanecen enterrados en la tierra. La idea de que tontamente entierran la cabeza en la arena a la primera señal de peligro inminentemente es un gran mito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here