Cómo se formó geológicamente la isla de Hawai

0
3959
hawaii

El archipiélago de Hawai, en el Océano Pacífico norte, está formado por 132 islas, arrecifes y bancos de arena. Las islas varían en tamaño pero, por la forma en que surgieron, se alinean por edades -como en un retrato familiar- de noroeste a sureste. Con 5.1 millones de años, Kaua es la más antigua, pero su enorme hermana menor, la isla de Hawai, tiene menos de medio millón de años y sigue creciendo. Las islas son parte de la cadena volcánica Hawai-Emperador, cuya parte más antigua tiene 80 millones de años. Estas islas surgieron por la presencia de una región inusualmente caliente en el manto terrestre, una reserva de roca fundida o magma, llamada punto caliente. Aunque estos puntos calientes permanecen estacionarios, las placas tectónicas de la Tierra están en constante movimiento (ocasionalmente se golpean entre si o se deslizan una sobre otra).

Cuando la placa del Pacífico se mueve sobre un punto caliente, el calor derrite la corteza oceánica y dispara el magma hacia arriba, derramando lava en el piso marino. La lava se endurece al contacto con el agua y se convierte en roca volcánica, llamada basalto. Con la repetición de estos sucesos se acumula material y algunos puntos sobresalen del océano. Así se formó el archipiélago de Hawai. La placa del Pacífico se mueve 9 cm por año, así que no tiene prisa, pero es constante. Actualmente, todas las islas, menos los últimos montículos Hawai-Emperador, han pasado de largo la posición del punto caliente.

Podrías pensar que es bueno alejarse del punto caliente. El problema es que, una vez que un montículo se separa del punto caliente, se acaba la actividad volcánica y la base rocosa se enfría, así que terminará por hundirse en el mar y desaparecer en la corteza oceánica. Lo bueno es que no es algo que vaya a pasar en los próximos 2 mil años, así que hay tiempo para reservar un viaje a estas islas tropicales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here