¿Cómo se forman las cascadas de agua más importantes?

0
354
cascadas

Las cascadas de gran tamaño se encuentran entre las características geológicas más espectaculares y dinámicas de la Tierra. Las atronadoras aguas de las cataratas del Niágara pueden llenar una alberca olímpica cada segundo. Los visitantes quedan empapados por el rocío y ensordecidos por un estruendo que alcanza los 100 decibeles, equivalentes al de un concierto de rock.

Una cascada es simplemente un río o arroyo que fluye hacia abajo por un risco desde un lecho duro hacia uno más blando. la roca débil se erosiona más rápido, excavando la pendiente hasta que se forma una caída de agua. Por ejemplo, las cataratas del Iguazú, en la frontera Argentina-Brasil, avanzan sobre 3 capas de antigua y resistente lava volcánica y se despeñan sobre rocas sedimentarias suaves.

Cualquier proceso que haga que se incremente la pendiente puede generar cascadas. En Taiwán, en 1999, un terremoto levantó bloques de roca a lo largo de una falla, con lo cual se crearon agudas caídas a lo largo de varios ríos. Una serie de cascadas nuevas apareció en cosa de minutos, algunas de ellas hasta de 7 metros.

Muchas cascadas se crearon a partir de ríos de hielo durante las pasadas glaciaciones. Estos glaciares escarbaron grandes valles, como Milford Sound, en Nueva Zelandia. Al derretirse el hielo, las corrientes tributarias poco profundas se quedaron colgadas muy por encima del valle. Hoy en día, el río Bowen llega a Milford Sound por una cascada de 160 metros de alto, casi tan alta como la Torre Latinoamericana, en la ciudad de México.

Las cascadas varían muchísimo en cuanto a su aspecto; algunas son frágiles listones de líquido, mientras que otras son torrentes descomunales. Las caídas de agua se clasifican ya sea como cascadas o cataratas. Las cascadas fluyen hacia abajo por escalones irregulares en el lecho rocoso, mientras que las cataratas son más poderosas y se acompañan de rápidos.

Los gigantescos saltos de agua parecen haber estado ahí por siempre, pero ninguno dura más de unos cuantos miles de años, un parpadeo en términos de tiempo geológico. Los escombros que arrastra el río Iguazú están erosionando lentamente el suave sedimento en la base de las caídas de agua, lo que ocasiona que la lava que se encuentra encima se fracture y colapse. la erosión ha ocasionado que las cascadas retrocedan 28 kilómetros arriba, dejando una profunda garganta tras de sí.

Al final, las mismas fuerzas de erosión que dan origen a las cascadas terminarán destruyéndolas. Dentro de unos 50 mil años ya no habrá cataratas del Niágara que visitar; el río Niágara habrá excavado 32 kilómetros hasta su fuente en el lago Erie, en Norteamérica, y habrá desaparecido.

La fuerza y el poderío de las cascadas hace imposible que las pasemos por alto. A lo largo de siglos, los temerarios las han usado para hacer peligrosas acrobacias. El primer equilibrista que cruzó las cataratas del Niágara caminando sobre una cuerda lo hizo en 1859. Los audaces han intentado cabalgar las cascadas en jet skis, gigantescas bolas de hule o barriles de madera, y muchos han muerto.

Además, las caídas bruscas representan a menudo un problema para la navegación. Por ello, en el siglo 19 se construyó el canal Welland para cruzar las cataratas del Niágara.

Desde hace tiempo, hemos soñado con tener el poder de controlar la energía que se genera en las grandes caídas de agua. Por ejemplo, el primer intento -del que se tiene registro- que se hizo para utilizar las rápidas aguas del Niágara fue en 1759 para impulsar una turbina y un aserradero. Hoy en día, muchas plantas hidroeléctricas generan electricidad cerca de las grandes caídas de agua, como las plantas de energía Sir Adam Beck, río arriba de las cataratas del Niágara. El agua del río se desvía colina abajo a tiempo que pasa a través de turbinas de hélices. Mientras más grande es la caída, más rápido corre el agua y, como resultado, se genera más energía.

Conquistar los ríos para obtener electricidad puede llegar a estar peleado con la conservación del lugar. Por ejemplo, los Saltos del Guairá, en el río Paraná, Brasil, que probablemente constituían la caída de agua más grande en relación a su volumen, quedaron sumergidos desde la década de los ochenta por la construcción mal planeada de la represa hidroeléctrica Itaipú.

Actualmente, el conflicto entre energía y naturaleza es más grande que nunca. El doctor Ryan Yonk es profesor de ciencias políticas en la Universidad del Sur de Utah. Según él, la demanda por electricidad no sólo no desaparecerá, sino que se incrementará. Los proyectos hidroeléctricos controvertidos, como algunos en Asia, involucran una negociación entre preservar la belleza natural y atajar el cambio climático. El doctor Yonk cree que la alternativa en esos países será muy probablemente el contaminante carbón.

En cuanto a las cataratas del Niágara, en 1909 se establecieron acuerdos que han mantenido el equilibrio entre la generación de energía y el mantenimiento natural del sitio. Durante el verano, cuando la mayoría de los 12 millones anuales de turistas acuden a visitarlas, la mitad del agua que lleva el río debe caer sobre las cataratas, lo que equivale a la increíble cantidad de 2,830 metros cúbicos.

Sin embargo, este verano (2014) la limitación del flujo tuvo un precio. Un estudio dice que la pérdida de la electricidad potencial originada por los acuerdos actuales provoca una pérdida de 3.23 millones de megawatts hora cada año, suficiente para encender 4 millones de focos.

Desviar más agua podría tener beneficios en cuanto a la generación de energía hidroeléctrica. Samiha Tahseen es una estudiante de doctorado en ingeniería civil que analiza el flujo del Niágara en la Universidad de Toronto. Según ella, es posible reducir la erosión de las cataratas. Otra ventaja de limitar el flujo de las cascadas es minimizar el problema del rocío, que obstruye la vista. Samiha agrega: es innegable que el rocío depende del flujo, así que si lo reduces un poco, habrá menos obstrucción visual.

La pregunta final es ¿Dejar que la naturaleza termine por erosionar las cascadas o ayudarle a prolongar su vida y crear energía eléctrica, pero destruyendo bosques?.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here