¿Cómo construye una araña su telaraña?

0
2392
telaraña

La construcción de una telaraña es un proceso muy complejo. Lo primero que hace la araña es tejer un tramo de seda pegajosa cuyo extremo queda suspendido en el aire hasta adherirse a un punto de anclaje, como una rama. Entonces, la araña estira la seda hasta dejarla tensa y fija el extremo original en el punto de anclaje, con lo cual crea el hilo puente. Después una segunda hebra, que va hilando mientras cruza el puente. Este hilo, más suelto que el primero, pende por debajo del primer hilo puente y este fijado en el otro extremo.

A continuación, el arácnido regresa a la mitad del camino del segundo hilo puente, y con su peso lo dobla hasta formar una “V”. En el punto máximo de tensión pega una tercera hebra que va hilando a medida que desciende hasta otra rama u otro punto de anclaje. La “V” se convierte en “Y” con lo cual se crea otra vereda. Luego continúa produciendo más de estos hilos estructurales hasta obtener un entramado básico.

A continuación, la araña agrega hilos radiales desde el centro hasta la vegetación circundante. Con dichos hilos se forman los senderos no adherentes sobre los que puede recorrer su trampa de manera segura.

Posteriormente, produce una espiral de seda que cruza las líneas radiales de adentro hacia fuera. Utiliza dicha espiral como patrón para repetir el paso en otro tramo de la telaraña, sólo que ahora los hilos están recubiertos con un adhesivo para atrapar insectos.

La ciencia de la telaraña y su seda

La seda de la araña, que consta de proteínas llamadas fibroínas, es muy fuerte -peso por peso es más dura que el acero-, pero también es extremadamente elástica. Estas 2 características dan lugar a una sustancia única en la naturaleza; de hecho, científicos especializados en materiales están intentando desarrollarla de manera artificial.

La araña secreta la seda en forma de líquido por medio de los espineretes, glándulas especiales que se localizan en la punta de su abdomen. Al entrar en contacto con el aire, el líquido se endurece de inmediato para convertirse en una seda fina y resistente a la vez. A medida que se produce el material, la araña lo empuja con sus patas para formar hilos largos y delgados.

¿Por qué el arácnido no queda atrapado en su propia telaraña? Primero, porque sabe que hilos evitar y, segundo, porque el adhesivo se endurece si la victima hace movimientos repentinos, lo cual no ocurre con los desplazamientos ligeros y calculados de la araña.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here