¿Cómo cazan las orcas asesinas?

0
925
orca asesina

Las orcas asesinas no son ballenas (están más íntimamente relacionadas con los delfines), y tampoco es justo llamarlas asesinas. No se han confirmado casos de ataques fatales a humanos por parte de orcas en su hábitat natural. Sin embargo, estos animales son cazadores increíblemente inteligentes, probablemente sólo por debajo de los seres humanos. Pueden nadar a 56 km/h, tienen dientes de 8 cm de largo y un sistema de ecolocación que les permite encontrar a sus presas en la oscuridad total. Pero lo que verdaderamente las hace únicas es su capacidad para planear, improvisar y trabajar en manada.

Las orcas viven en familias o manadas de 5 a 7 integrantes. En su medio natural llegan a vivir 60 años o más, si bien la tasa de mortalidad entre los ballenatos es muy alta: más de la mitad muere antes de los 7 meses de edad. Esto se debe principalmente a la dificultad para encontrar suficiente comida o bien porque son cazados por barcos balleneros. Las orcas son mamíferos cuyo metabolismo de sangre caliente emplea mucha energía. Un adulto necesita comer 230 kg diarios de comida.

Para satisfacer este apetito, algunas subespecies cazan en bancos de peces, a los que rodean y confunden con oleadas de burbujas. Otras han aprendido que puede atrapar tiburones volteándolos de espaldas para dejarlos con una especie de estupefacción conocida como inmovilidad tónica. Las orcas asesinas en medio del hielo del Océano Ártico cazan focas y morsas tirándolas al agua una y otra vez.

Estos comportamientos no son puramente instintivos; las orcas asesinas les enseñan a sus crías cómo cazar atrapando y liberando varias veces a una foca para después permitirles cazarlas. En 2005, un grupo de científicos observó a una orca asesina regurgitar pescado en la superficie del agua para atraer gaviotas. Al finalizar, otras 4 orcas habían aprendido esta técnica.

Cómo cazan las orcas asesinas

  1. Embestida: Inicialmente, una sola orca puede intentar llegar a la orilla del témpano de hielo, atrapar a la foca y deslizarse hacia el agua.
  2. Reposicionamiento: Si eso no funciona, las orcas harán girar el témpano y lo empujarán para alejarlo de otros bloques cercanos.
  3. Observación: Una orca se coloca ahora detrás de la foca y activa su espiráculo en señal de ataque.
  4. Nado de formación: Las otras orcas nadan lo más rápido que pueden para generar una gran ola frente a ellas.
  5. Aniquilación: En el último momento, las orcas asesinas se zambullen bajo el hielo; con frecuencia, la ola arrastra la foca hasta la expectante observadora.
  6. Escuela de orcas asesinas: Una orca joven observa el ataque para aprender la técnica de caza, si ya está madura puede rematar la cacería para ir adquiriendo experiencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here