Los secretos letales de un guerrero zulú

0
105
guerrero zulu

De 1816 a 1879, el reino Zulú se convirtió en una de las sociedades tribales más poderosas de la actual Sudáfrica. La llegada del imperio británico terminó con su expansión por la región KwaZuluNatal. Después de la sangrienta guerra entre Gran Bretaña y los zulues de 1879, se sometieron a la autoridad de la reina Victoria.

Shaka Zulú, nacido por 1787 e hijo ilegítimo del jefe Senzangakhona, tenía mucho que probar y lo hizo de la manera más difícil. Al morir su padre, tomó el poder de los chamanes y transformó el ejército con reformas. Entre ellas están la política de absorber a las tribus derrotadas y la de promover a los hombres por su habilidad, más que por sus lazos familiares.

Los guerreros Zulúes también adquirieron nuevas armas, incluyendo tácticas y la iklawa, una lanza corta para apuñalar -dicen que recibe su nombre por el sonido que hace cuando la sacan de la víctima-. Los guerreros eran entrenados brutalmente, obligados a tirar sus sandalias para correr más rápido (mataban a los que se quejaban y a los heridos) y tenían que trotar hasta 80 kilómetros diarios para mantener la forma física. Niños pequeños de hasta 6 años corrían detrás de ellos con alimentos y agua, y estos mismos con el tiempo eran postulados para ingresar a las fuerzas militares.

La formación “cuerno de búfalo” era la estrategia vital del ejército zulú. Se desarrolló originalmente para cazar, pero Shaka la usó en batalla con un éxito devastador. El núcleo de la fuerza se concentraba en el centro como el torso de un búfalo, formado por guerreros experimentados. Se lanzaban a la carga y mantenían al enemigo ocupado mientras 2 fuerzas pequeñas, los cuernos, lo rodeaban completamente. Estos cuernos estaban formados por guerreros jóvenes y rápidos. La cuarta fuerza, los lomos, se quedaban como reserva, lista para apoyar en caso de que el enemigo pudiera resistir o vencer la trampa mortal.

A la muerte de Shaka Zulú, en 1828, el reino zulú se había expandido a 29 mil kms2 y gobernaba a unas 250 mil personas. Fue un jefe temible entre las tribus, y a pesar de sus exitosas campañas, jamás pudo ser considerado como un líder nato, ya que había quitado regalías y poder a las familias importantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here