Los beneficios del ajenjo para el reumatismo

0
102
hoja de ajenjo

En el amplio espectro de la herbolaria existen muchísimos productos derivados de las plantas que se usan frecuentemente como complementos nutritivos o como paliativos de algunos síntomas. Dependiendo de la potencia de la sustancia activa de las plantas estas se pueden usar en unos casos en dosis muy controladas y en otras como un preparado de uso frecuente o en tratamientos muy prolongados. El ajenjo, que para los que lo hayan utilizado en infusión posee un característico sabor muy amargo, tiene un nivel tan alto de sustancias activas que podría decirse que por sus potentes efectos debe ser utilizado con mucha prudencia.

Desde el inicio de la civilización occidental, griegos y egipcios ya conocían perfectamente muchos de los usos más comunes que se adjudican a esta planta, como un efectivo digestivo y para uso general en muchas dolencias de carácter gástrico. Sin embargo desde esa época también se conocían sus efectos alucinógenos, lo que también provoco su frecuente utilización a, a partir de la edad media, para fines recreativos.

Siendo un potente antiinflamatorio por contener ácido ascórbico, y un gran diurético, ayudando a disminuir y eliminar las acumulaciones de agua dentro del cuerpo , ha demostrado excelentes resultados en el tratamiento de dolencias relacionadas a afecciones reumáticas, artritis e incluso para lesiones locales provocadas por luxaciones o esguinces. Por tal motivo la medicina naturista ha utilizado profusamente extractos de las hojas y los tallos de esta planta para la elaboración de pomadas, cremas y aceites que permiten el efectivo tratamiento de inflamaciones de las articulaciones.

Tradicionalmente su uso ha sido realizado por medio del consumo de infusiones como te o como compresas húmedas que se aplican directamente en la zona inflamada. Si se trata de infusión para beber la preparación debe realizarse con una cucharada de hojas secas en un litro de agua y dejar hervir por 5 ó 10 minutos. Es muy importante no pasarse el tiempo aconsejado pues el sabor y la concentración de la infusión debe ser la adecuada para beber y dejar más del tiempo recomendado, además de producir un líquido muy amargo puede ser contraproducente por su alta concentración, tomar tres tazas al día durante máximo una semana . Si lo que se busca es hacer una infusión para tratar inflamaciones de articulaciones o incluso golpes es recomendable usar 2 cucharadas en un litro de agua y dejar hervir de 10 a 15 minutos. El preparado se empapa en una compresa o tela absorbente y se aplica directamente sobre la piel, intentando poner la tela húmeda lo más caliente que se pueda y hasta que esta se enfríe totalmente o durante media hora sobre la piel. En este caso su uso se puede hacer de forma más libre y dependiendo de los episodios de inflamación que puedan afectar a cada persona.

Finalmente y aunque suene redundante, es importante recalcar que el ajenjo es una de las plantas más potentes que son usadas profusamente para muchas dolencias, dentro de las que destaca desafortunadamente su uso como planta abortiva, por tal motivo existen a nuestro juicio varias opciones para usarla prudentemente, una sería buscar la guía experta de médicos con amplia experiencia en el manejo y tratamiento de dolencia con preparados con base al ajenjo o buscar alternativas menos agresivas como es el caso de preparados con semilla de aguacate o palta, que en la práctica puede tener un efecto similar al conseguido con los preparados con ajenjo y sin el riesgo de tener efectos negativos secundarios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here