3 consejos para mejorar la productividad empresarial de tu negocio

0
34

Los avances tecnológicos, las expectativas del cliente y en especial la globalización han aumentado la necesidad de una mayor productividad dentro de las empresas.

Cuando hablamos de productividad empresarial nos referimos a la competitividad, es decir, qué tan bien una organización convierte sus entradas (tales como mano de obra, materiales, máquinas y capital) en bienes y servicios.

Aunque hoy en día la productividad empresarial no necesariamente se mide a medir únicamente éstas dos variables. Básicamente, aumentar la productividad también significa trabajar más inteligentemente, con los equipos adecuados.

Existen muchos aspectos a considerar para mejorar la eficiencia en cualquier parte de tu empresa. Aquí hay algunas áreas clave que debes tomar en cuenta:

1. Usar la tecnología para mejorar tus operaciones

Actualmente existen tecnologías que permiten mejorar drásticamente la forma de ejecutar un negocio. Recuerda que todo lo que conforma tu empresa debe ser renovado y por supuesto orientado a generar mayor eficiencia.

No solo te enfoques en las maquinarias o sistemas de cómputo, la tecnología incluye también mobiliario para tu oficina adecuado o sistemas para prevenir los problemas de servicio al cliente.

Las herramientas de gestión de la producción van desde hojas de cálculo para soluciones de software, hasta sistemas de control de inventario inteligente; pasando por equipamiento de alta gama para áreas de trabajo y esparcimiento destinado al personal.

Recomendamos siempre averiguar lo que están haciendo tus competidores, de esa manera podrías establecer criterios de selección e identificar posibles proveedores de toda la tecnología que necesitas para mejorar la productividad.

2. Revisa a detalle tu configuración actual

Mira tus procesos como si fueras un inversor potencial, desde esa perspectiva debes tener en cuenta siempre tu objetivo general y la visión de la empresa, y asegurar que los procesos cumplan a cabalidad esos objetivos añadiendo valor.

Traza un mapa exacto de cada proceso que existe en tu compañía. De esta manera, se puede entender mejor los vínculos entre los diversos elementos de la producción, y entonces estarás mejor equipado para identificar y eliminar los residuos que no sirvan en tu empresa.

3. Implementa un enfoque de mejora continua

La mejora de la productividad empresarial es una actividad continua que jamás deberás dejar sin movimiento. Para crear un plan de mejora continua debes: evaluar a tu competencia y realizar un comparativo; sin embargo nunca copies los planes de otras empresas pues es un entorno completamente distinto al tuyo.

Busca ayuda externa para evaluar tus debilidades y fortalezas de negocio. Adopta un enfoque paso a paso en lugar de hacer frente a todo a la vez. Centrándote en unas pocas prioridades te permitirá ver resultados más rápido.

Busca logros de vanguardia. Pequeñas mejoras pueden transformarse en grandes incrementos en la productividad y seguramente también en ganancias para ti.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here