Edad: la decisión de tener un hijo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Edad: la decisión de tener un hijo

La edad será siempre un factor que debe tenerse en cuenta cuando se piensa tener un hijo, pero no por el aspecto negativo como podría creerse. Cada día es mayor el número de mujeres que esperan tener más de 30 años para quedar embarazadas, pero muchas piensan que quizás lo han esperado demasiado tiempo. Esto se debe a que han oído que cuanto más tiempo esperen, mayor será el riesgo de tener un embarazo difícil o incluso un hijo posiblemente anormal.

El riesgo de tener un hijo con problemas genéticos (físicos y mentales) aumenta con la edad de la madre. Sin embargo, algunos casos de estudio seriamente documentados han demostrado que no representa un peligro para la mujer aplazar el embarazo hasta los 38, y que no todas las futuras mamás de más edad tienen que ser casos de alto riesgo.

No cabe duda de que los peligros aumentan con la edad, pero toda decisión de tener un hijo es única y la edad de los padres es sólo un factor, y es muy pequeño en el balance de los riesgos y beneficios. La edad del padre se asocia más con la infertilidad que con otro tipo de inconvenientes. Muchos otros casos afectan la proporción del factor de riesgo en cada mujer. En algunos casos tiene que ver con la condición socioeconómica de la embarazada. Claro está que en los estudios estadísticos se agrupan todas las madres de más de 30 años, por ejemplo, independientemente de si son ricas o pobres o si están sanas o enfermas. Para este grupo, las complicaciones del embarazo y el parto no están relacionadas con la edad sino con otros problemas como la desnutrición, y en muchos casos, una mujer en particular quizás requiera atención especial únicamente si está desnutrida o tenga problemas con las drogas, sea cual sea su edad.

Numerosos expertos han tratado de buscar la mejor edad para tener un hijo, ya sea 18-20, 20-25 o 25-30. Sin embargo, en la mayoría de los casos las mujeres no tienen alternativa. Si la mujer es joven, puede estar demasiado comprometida con su carrera para tener hijos, o quizas no haya conocido aún a la persona adecuada para ser el padre de sus hijos. Otras sencillamente no están preparadas para organizarse hasta después de los 30 años. Aunque la fertilidad disminuye con la edad, un factor importante que debe tenerse en cuenta es que las estad´siticas demuestran que son altas las probabilidades de tener una preñez satisfactoria prácticamente a cualquier edad previa a la menopausia. Se han realizado muchos estudios sobre embarazos normales en mujeres de más de 50 años, y en todos se llegó a la conclusión de que la salud general de la madre es más importante que la edad, como factor único para predecir el resultado del embarazo. Recuerde entonces que, si su salud es buena, no debe abandonar la idea de concebir contando con su edad.

En algunos casos, la condición médica general de la mujer puede dificultar el embarazo y el parto. Sin embargo, con un buen cuidado prenatal, monitoria y quizás hospitalización durante el último trimestre, estas madres pueden llegar a tener un parto normal. Entre estas condiciones se cuentan la diabetes, la cardiopatía y la incompatibilidad Rh. Las mujeres que han sido sometidas a tratamiento médico prolongado contra la epilepsia, deben hablar con un biólogo de la reproducción acerca de su tratamiento antes de concebir un bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *