Cómo se forman los combustibles Fósiles en el planeta

2
8299
combustibles fósiles

El carbón, el petróleo y el gas natural, son combustibles fósiles más utilizados. Se extraen de la tierra y algunos de ellos es necesario refinarlos para utilizarlos como la gasolina, el diesel, el gasóleo, etc. Estos combustibles fósiles son el principal protagonista del desarrollo industrial actual, y del consumo energético comercial en el mundo.

Los combustibles fósiles se formaron por la acción conjunta de bacterias y la presión en el interior de la tierra sobre minúsculos organismos que vivieron hace millones de años. Estos organismos almacenaron la energía del sol en forma de energía química por medio de la fotosíntesis.

El carbón fuel el primer combustible fósil que se utilizó a gran escala. Hace unos 300 millones de años la mayor parte de la tierra estaba cubierta por pantanos y bosques llenos de plantas, principalmente helechos. Estas plantas constituían un almacén natural de energía química. Al morir las plantas, la tierra fue cubriendo algunas de ellas que, bajo unas ciertas condiciones de presión y temperatura, se fueron transformándose en carbón. De acuerdo a las presiones y temperaturas a que se formó el carbón, existen varios tipos del mismo, cuanto más alta la presión y temperatura de formación  del carbón, éste es más compacto y su poder calorífico es mayor. Los tipos de carbón ordenados de menor a mayor compactación y poder calorífico son: turba, lignito, hulla y antracita.

El carbón bruto se puede quemar para proporcionar calor. Cuando se calienta el carbón en un recipiente cerrado pero sin quemarlo produce un gas que se puede utilizar también con combustible. Éste gas de hulla constituyo una fuente de energía apropiada para las casas durante el siglo XIX y parte del XX.

El gas natural es parecido al gas de hulla. Se encuentra a menudo cerca del petróleo, combustible principal durante el siglo XX. Del petróleo se obtienen la gasolina y otros combustibles, que se pueden quemar para que liberen su energía. Una vez quemados, los combustibles fósiles no se pueden volver a utilizar y los gases que desprenden durante la combustión pueden contaminar.

Formación del petróleo y el gas natural

Igual que la del carbón, la historia de la formación del petróleo y del gas natural, empezó hace millones de años, cuando la energía del sol se almaceno en diminutos organismos marinos como las algas y el plancton. El lugar de pudrirse normalmente al morir, se quedaron enterrados bajo capas de sedimentos, como la arena y la sal con muy poco oxigeno. La época en que se formaron éstos depósitos,  fue en el periodo Carbonífero de la Era Paleozoica.

Durante millones de años las sustancias que formaban los organismos se convirtieron en petróleo y gas natural debido a la acción de bacterias y a la presión que, nuevos estratos rocosos que se formaron sobre ellos, aplicaban sobre éstas. La presión de las rocas en movimiento hacia que las capas se doblasen e incluso se rompiesen. El petróleo y el gas natural se quedaban acumulados en los huecos, formando así los distintos yacimientos.

El petróleo y el gas natural son menos densos que el agua, por lo que pueden ascender a través de rocas permeables que no son compactas. Se quedan almacenados bajo capas impermeables de roca llamadas rocas de cubierta. En la parte superior de éstos yacimientos, generalmente se encuentra una fase gaseosa constituida en mayor parte por metano que es el gas natural. Por medio del estudio de la formación de rocas se pueden predecir con bastante precisión los lugares donde se va a encontrar petróleo y gas natural.

Los combustibles fósiles son una fuente de energía no renovable, la cantidad que existe en el nuestro planeta es finita, y de acuerdo al tiempo que han tardado para formarse, no es posible tener a corto plazo está fuente de energía.

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here