Zona Arqueológica del Tajín, México

0
22
tajín

La ciudad de Tajín fue la capital del Estado totonaca. Significa “Ciudad o Lugar del Trueno”. Se dice que Tajín también fue el nombre de algún dios totonaca.

La construcción de edificios ceremoniales del Tajín se inició aproximadamente en el siglo I. En el periodo clásico temprano, esta zona arqueológica mostró influencia de Teotihuacán, mientras que en el posclásico gozó de raíces toltecas. Se encontraba en su apogeo en los siglos IX al XII. Se convirtió en el más importante centro en el Noroeste de Mesoamérica tras la caída del imperio de Teotihuacán.

Su influencia cultural se extendió a lo largo de todo el Golfo y penetró en la región maya y en las mesetas centrales de México. Su arquitectura, única en mesoamérica, se caracteriza por la elaboración de relieves tallados en columnas y friso.

La Gran Plaza del Arroyo está integrado por cuatro grandes edificios que encierran una plaza ligeramente rectangular. El sistema constructivo de estas construcciones es muy rudimentario en comparación con otros: consta de un núcleo amorfo de tierra apisonada revestido por muros de contención. La mayoría sólo presenta una fase constructiva, y el edificio 16, al Norte de la plaza, muestra tres fases superpuestas.

En el área del Juego de Pelota puede apreciarse una cruz, glifo asociado con Venus; es una composición de grecas que se asocian con Quetzalcóatl. Ambos juegos son del tipo cerrado con forma de doble T; por la parte Sur están cerrados por un templo. Al parecer, estos edificios están relacionados en tiempo y espacio con los del Grupo Plaza del Arroyo en El Tajín.

Los edificios 5 y 6 forman el Juego de Pelota Sur, que se distingue en forma e importancia del resto de los 14 juegos de pelota. En lugar del talud que en los otros juegos de pelota forma parte de la cancha, éste lleva gradas para el público asistente a la ceremonia del juego, que culminaba con la decapitación de uno o varios jugadores.

Lo más sobresaliente es este juego son sus relieves en forma de tableros, ubicados exactamente en ambos extremos y al centro de la cancha, en los que se relatan diferentes aspectos de dicho juego. En los extremos diagonales se muestra cuando comienza la contienda; en los otros, la fase final, que culmina con el sacrificio de los jugadores.

El Edificio 12 destaca por la original composición de los nichos que adornan el primer cuerpo. En él se utilizaron columnas en lugar de sillares, como es común en los demás edificios. Al Este de esta construcción se aprecia la fachada posterior de la Pirámide de los Nichos, recién reparada, consolidada y restaurada.

La Pirámide de los Nichos consta de siete cuerpos, cada uno acordonado por nichos que en total suman 365 lo que, a su vez, coincide con el número de días del año solar. Según indican los argumentos urbanísticos, fue uno de los edificios que se construyó al último, por lo que se creó un espacio artificial al frente.

Su sistema constructivo consiste en un núcleo desde el que arranca cada cuerpo de la base. En su interior hay un tiro de 14 metros de longitud. Este edificio debe su existencia a una razón político religiosa muy fuerte, y por tales motivos ha sido el único que ha perdurado los siglos sin derrumbarse totalmente.

En Tajín, cada año en marzo, se realiza el Festival Cumbre Tajín en el parque Takilhsukut, a 1 kilómetro de la zona arqueológica. También podrás visitar Papantla, un pueblo mágico localizado a 7 kilómetros de la zona arqueológica del Tajín.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here