El auge de Sochi como destino turístico

0
48
sochi

Sochi se colocó en el mapa internacional gracias a la celebración, en 2014, de los Juegos Olímpicos de Invierno. Este evento marcó un antes y un después en la historia de este centro vacacional situado a orillas del Mar Negro y a los pies de las montañas del Cáucaso. Las Olimpiadas de 2014 dieron el pistoletazo de salida a la transformación de un destino turístico tradicionalmente nacional a un referente internacional en la organización de grandes eventos deportivos, atrayendo así a visitantes de todo el mundo.

La próxima gran cita para esta ciudad será el Mundial de Fútbol de 2018, ya que Sochi es una de las sedes elegidas por Rusia. Pero antes de convertirse de nuevo en el centro de atención del mundo del deporte, se celebrarán también otros eventos importantes. Por el momento, ha sido incluida en el circuito internacional del PokerStars Championship, lo que supondrá una excelente oportunidad para los rusos de lucirse en una disciplina en la que son muy buenos. Este nuevo evento de póker se suma a la aparición de Sochi también en el mundo del motor, con la celebración del GP de Rusia. En 2014, el mismo año de los JJ.OO., y después de muchísimos años de ausencia, un circuito ruso volvía a formar parte del campeonato de Fórmula 1. Además, antes del Mundial 2018, Sochi será la encargada de acoger la Copa Confederaciones 2017, el torneo que enfrenta a los campeones de las seis confederaciones mundiales de fútbol. Está claro que la ciudad ha sabido sacar muy buen provecho a la herencia dejada por los JJ.OO. de Invierno y, tan sólo tres años después de su celebración, sin duda se consolida como la capital deportiva de Rusia, gracias no sólo a su buena logística sino también a su estratégica situación y clima más templado.

Sochi ha sido tradicionalmente a Rusia lo que Estoril a Portugal, Marbella a España o Niza y Cannes a Francia, no en vano se le conoce como “la Riviera rusa”. La ciudad tiene un estupendo paseo marítimo peatonal que cuenta con una amplia oferta hostelera. Ofrece todas las comodidades de una ciudad media de alrededor de 300.000 habitantes pero se encuentra a pocos minutos de paraísos naturales como el valle Agura o las montañas Krasnaya Polyana, donde hay un importante resort de esquí.

La tenista Maria Sharapova, que creció en Sochi, hablaba en 2014, a propósito de los Juegos Olímpicos, de lo especial que era para ella ver la transformación de su ciudad, un lugar que ya de por sí tenía grandes atractivos. Sus señoriales edificaciones y una excelente gastronomía conviven con una situación natural privilegiada; decía Sharapova: “Me encanta que se pueda nadar en el Mar Negro y luego ir a esquiar en las montañas en el mismo día”.

Desde la parte más oriental del Mar Negro, Sochi ha vivido muchas historias a lo largo del tiempo. Justo en medio de Europa y Asia, las influencias de países cercanos como Georgia o Turquía se cuelan en la cultura rusa local. Es una ciudad que, además de las citas deportivas, cuenta con atractivos turísticos para todos los gustos: museos, clubs, restaurantes de distintos tipos de cocina, deportes acuáticos, senderismo, parques botánicos, grandes centros comerciales o excursiones a parajes cercanos como la cueva Vorontsovskaya; en Sochi encontrarás de todo. Una ciudad moderna y rica en tradición de la que vamos a oír hablar mucho en el futuro.

La mejor temporada para disfrutar Sochi es de mayo a septiembre, aunque el invierno en esta zona es mucho más templado que en otras partes de Rusia, por lo que, si no nos importa renunciar al baño en el Mar Negro, puede ser una buena opción para que la visita resulte algo más económica. Si se le conoce como “la Riviera rusa” no es sólo por su idilio con el mar y la montaña sino también por sus precios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here