¿Qué sucede cuando te cae un rayo?

0
1183
rayo eléctrico

Cuando una persona es alcanzada por un rayo, parte de la carga de éste corre por su piel -lo que se conoce como electrocución externa- y otra parte corre de manera interna. Entre más corriente del rayo corra por el cuerpo humano, mayores daños causará internamente.

Con frecuencia, el órgano más afectado es el corazón, por lo que la mayoría de las personas que mueren a causa de un rayo es por un paro cardíaco. También puede haber una profunda destrucción de los tejidos a lo largo de la trayectoria de la corriente, sobre todo en los puntos de entrada y salida del rayo. Los rayos también provocan que la víctima salte, ya que la carga hace que los músculos del cuerpo se contraigan instantáneamente.

El efecto más visible tras ser electrocutado por un rayo son las quemaduras: la carga eléctrica calienta a niveles impresionantes los objetos que están en contacto con la piel, provocando que se fundan y unan a la piel de la persona. Sin embargo, a diferencia de los choques eléctricos industriales -que pueden durar cientos de mili-segundos y causan quemaduras por todo el cuerpo-, las quemaduras por rayos suelen centrarse más en las zonas de contacto, siendo las más afectadas la cabeza, el cuello y los hombros.

Tras ser alcanzado por un rayo, los efectos secundarios posteriores pueden ir desde amnesia, convulsiones, daño del control motriz, pérdida de la audición y zumbidos, ceguera, trastornos del sueño, dolores de cabeza, confusión, hormigueos y entumecimiento. Además, éstos síntomas no siempre aparecen de forma inmediata: la mayoría, sobre todo los problemas neuropsiquiátricos (vista y oído), se desarrollan con el tiempo.

¿Cuáles son las probabilidades de que te caiga un rayo?

La posibilidad de que te caiga un rayo es de 1 en 3 millones, lo cual, aunque parece poco probable, no impidió que al guarda forestal estadounidense Roy Sullivan le cayeran 7 en su vida, rompiendo un récord mundial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here