¿Qué hace tan noble a los gases nobles?

0
168
gases nobles

Existen 6 gases nobles en la naturaleza: helio (He), neón (Ne), argón (Ar), kriptón (Kr), xenón (Xe) y radón (Rn). Juntos, forman el grupo 18 de la tabla periódica y se caracterizan por carecer de color, olor, sabor e inflamabilidad en su estado natural.

A pesar de que históricamente se les consideraban raros e inertes, los gases nobles -nombrados así por su aparente reticencia a participar en reacciones químicas- no son totalmente inertes. De hecho, todos ellos están presentes en la atmósfera terrestre y pueden ser químicamente activos y producir compuestos.

La mayoría de los gases nobles (Ne, Ar, Kr, Xe) se aíslan mediante las técnicas de licuefacción y destilación fraccionada; el helio puro, por su parte, se consigue separándolo del gas natural, y el radón se aísla del decaimiento radioactivo de compuestos de radio.

Si bien no son inertes, como tienen una radioactividad química extremadamente baja, a la fecha sólo se conocen pocos cientos de compuestos con gases nobles. La mayoría de ellos son con xenón, a pesar de que el radón debería ser más radioactivo. El hecho de que el radón no forme tantos compuestos se debe a que es muy radioactivo y tiene una vida media muy corta.

Los gases nobles tienen muchos usos y los puedes encontrar en lámparas de arco (pantallas IMAX), dirigibles (reemplazaron al hidrógeno), en resonancias magnéticas (clínicas y hospitales), en letreros luminosos y espectaculares (lámparas de neón), en refrigerantes usados para criogenia, y en radioterapia utilizados para controlar o erradicar células cancerígenas.

Si pensabas que los elementos radioactivos sólo los encontrabas en laboratorios, centrales nucleares y fábricas de armamentos, pues los gases nobles los encuentras muy cerca de tí, ya sea en el hogar, oficina, parques recreativos, bares y antros, cines, hospitales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here