¿Qué es un superferry de lujo?

0
8
superferry de lujo

Tradicionalmente se ha visto a los ferries como una de las formas más elementales de transporte marino, pues llevan pocos pasajeros, vehículos y carga a cortas distancias. Esos días están desapareciendo con una nueva generación de superferries. Estas máquinas ostentan la tecnología e ingeniería marina más avanzadas del mundo y hacen discernir los límites entre un ferry y un verdadero trasatlántico; además, ofrecen a los viajeros velocidad y servicios que eran exclusivos de aviones, trenes, cruceros y automóviles.

Quizá los mejores representantes de este nuevo tipo de superferry sean el Hollandica de Stena Line y el Spirit of France de P&O Ferries, que ostentan asombrosas capacidades técnicas. El Hollandica, que hace el recorrido de Harwich, Inglaterra, a Hoek van Holland, en los Países Bajos, es uno de los transbordadores más grandes del planeta, pues tiene una longitud de 240 metros. Esta embarcación lleva cómodamente a 1,200 pasajeros en cada viaje, aparte de 230 coches y más de 300 vehículos de carga en su bodega. Todo esto en una embarcación que pesa 63,600 toneladas y que, cuando está completamente cargada, viaja a más de 21 nudos (40 kilómetros por hora). Esta velocidad se debe a 2 motores diésel MAN 6L48/60CR de 7,200 kilowatts (9,655 caballos de fuerza) y 2 MAN 8L48/60CR de 9,600 kilowatts (12,874 caballos de fuerza).

El barco tiene más de 538 camarotes con un total de 1,376 camas. Cada camarote tiene baño privado y cama completa. Además, el superferry cuenta con varios restaurantes, un cine de tamaño real, bares, un salón, sala de medios audiovisuales y café internet. Por último, cada cabina y el salón cuentan con televisión satelital.

Por su parte, el Spirit of France de P&O tiene una longitud de 213 metros, pesa más de 49 mil toneladas y alcanza una velocidad máxima de 22 nudos (41 kilómetros por hora) gracias a 4 enormes motores diésel MAN 7L48/60. Es un superferry que puede cruzar el Canal de la Mancha, de Dover a Calais, en menos de 2 horas y media. Y no es todo, pues, gracias a su avanzado casco hidrodinámico, ahorra grandes cantidades de combustible en relación con sus antecesores.

Si bien el Spirit of France pierde ante el Hollandica en tamaño y peso, lo compensa con su capacidad de transportar a 2 mil pasajeros, así como 160 camiones articulados o 1,059 coches por viaje, con los vehículos afianzados en su bodega de varios niveles. También se consciente a sus pasajeros con una amplia variedad de comedores, salones, centro de entretenimiento, bares y observatorios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here