¿Qué es el Cero o Frío Absoluto?

0
33
frío absoluto

La temperatura más baja, al menos en teoría, es -273.15°C o su equivalente a 0° Kelvin. Esta última es la medida del Sistema Internacional para la Temperatura; recibió su nombre en honor a las investigaciones realizadas por lord Kelvin, quien en 1848 concibió esta escala basándose en las leyes de la termodinámica. Una vez a 0°K ya no se puede quitar más calor de un sistema, ya que éste ha llegado al nivel de frío absoluto.

Entre más calor tiene un objeto, más rápido se mueven sus partículas y viceversa. A medida que la temperatura se va acercando al cero absoluto, los átomos se mueven muy lentamente y, en teoría, a los 0°K no debería haber movimiento. Sin embargo, de acuerdo con los resultados de algunos experimentos, incluso a esa temperatura existen algunos movimientos vibratorios.

La temperatura más baja alcanzada y medible por el hombre se logró en el laboratorio del Instituto de Tecnología de Massachusetts, donde se congeló una nube de átomos de sodio a 0.45 nanokelvin (menos de medio milmillonésimo de 1 Kelvin). Alcanzar esta temperatura es muy difícil, ya que se necesita una cantidad tremenda de energía para bajar la temperatura continuamente al frío extremo -hasta el punto en que se necesita una cantidad infinita de energía para alcanzar el cero absoluto-. Sin embargo, los científicos se esfuerzan continuamente para descubrir formas más eficientes de alcanzar temperaturas súper bajas, ya que el extraño efecto que éstas tienen sobre las moléculas puede ser extremadamente útil.

Como dato curioso, uno de los principales beneficios de bajar la temperatura de un objeto es que, con la presencia de menos vibración atómica, hay menos resistencia eléctrica. Esto es importante porque los sistemas eléctricos pierden energía debido a la resistencia. Por esa razón, comúnmente se usa cableado de cobre para transferir energía de la central eléctrica a nuestros hogares y oficinas: el cobre ofrece menos resistencia que otros materiales conductores, y además es muy barato en comparación con el oro. La resistencia de un material es inversa a su eficiencia: de no haber resistencia, el 100% de la energía que se suministra a un material estaría disponible incluso después de recorrer largas distancias. Por tal razón la superconductividad es muy útil dentro de la industria eléctrica, y si la ciencia logra optimizar más el conductor con objetos que tengan una menor temperatura, pues habrá más eficiencia y menores costos de producción, ya que la energía no se perdería.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here