¿Por qué la prisión de Alcatraz era tan segura?

0
99
alcatraz

Alcatraz fue diseñada para alojar a los criminales más temibles. Primero, para que estos peligrosos presos no influenciaran a los de otras prisiones y, segundo, para que fuera un ejemplo estelar entre las demás prisiones. El preso más infame de Alcatraz fue Al Capone, el cerebro del bajo mundo de Chicago, quien difundió el terror en algunas regiones de Estados Unidos en los años 20 y principio de los 30.

Aún cuando en 1775 se le bautizó como La Isla de los Alcatraces, nadie podía decir nada bueno de estas 9 hectáreas de la bahía de San Francisco. Era pequeña, desértica, sin playas y con una gran capa de guano que cubría toda la superficie. La roca estratificada hacía imposible la construcción y los altos acantilados estaban rodeados por corrientes mortales que hacían el acceso una pesadilla. Permaneció intacta durante todo un siglo, hasta que el gobierno empezó a verle el lado bueno a algunas de sus características.

En 1859 el ejército de Estados Unidos estableció el Campamento Alcatraz como cuartel para 200 soldados y armamento. Sin embargo, a pesar de que la Guerra Civil estadounidense estallase en los siguientes años, las armas de Alcatraz jamás se dispararon, pues la isla demostró ser más útil como prisión militar para desertores, insubordinados y, claro, simpatizantes de los confederados. Por ello, en 1909 se reconstruyó con concreto todo el complejo de edificios apodado La Roca. Más tarde, en 1934, cuando se cedió la isla a la Agencia Federal de Prisiones, Alcatraz sufrió una modernización muy costosa para convertirse en prisión de máxima seguridad.

Durante los siguientes 30 años, Alcatraz se hizo famosa gracias a su localización geográfica, estatus de máxima seguridad y peligrosos reclusos. Sólo 300 de los prisioneros federales más reacios y de alto riesgo estaban ahí, bajo condiciones tan estrictas que cualquier cosa que no fuera comida, medicinas, abrigo, representación legal o cartas de familiares, era considerada como privilegio que debía ganarse con buen comportamiento.

La seguridad era hermética: a cargo de ella estaba una elite de oficiales y todos los procedimientos se llevaban a cabo con precisión militar. Aunque un preso pudiera traspasar los muros, le quedaba un largo trecho que navegar en aguas heladas con fuertes y traicioneras corrientes antes de llegar a tierra firme.

Alcatraz cerro en 1963 cuando una crítica concluyó que las operaciones eran demasiado costosas y que su localización apartada había propiciado rumores y mitos negativos, tanto para la administración como en el trato de los oficiales contra los presos. También porque sólo 4 reos pudieron escapar de la isla, pero al no comprobar que haya sobrevivido, se prestó a que existía corrupción dentro de la isla y estos reos gozaron de libertad, cuando su condena era perpetua.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here