Los primeros cuartos de proyección en los cines

0
56
primeros proyectores cine

Uno de los primeros proyectores fue construido por el afamado inventor Thomas Edison en 1890. Se trataba del quinescopio, que no era un proyector de cine en sentido estricto, sino un primer intento de mandar imágenes a una pantalla. Esta idea evolucionó y, con el nacimiento del nuevo siglo, el cine explotó en un nuevo entorno social. Explosión en el término correcto, ya que las primeras películas estaban hechas de nitrato de celulosa, un material inflamable. Era ideal para la proyección, pues era fuerte y transparente, pero los reflectores que iluminaban el escenario mostraron su inconveniente: se quemaban e inclusive explotaban después de un contacto prolongado, liberando nitrógeno tóxico.

En los años cincuenta, el triacetato de celulosa reemplazó las viejas películas. Aunque era menos inflamable, todavía se derretía o degradaba en condiciones de calor o humedad. Desde los años setenta, esto se corrigió con la introducción de la película de poliéster, más fuerte y resistente, actualmente en uso.

Con la llegada del siglo 20, y hasta 1960, la fuente luminosa del proyector era una lampara con arco de carbón, misma que fue remplazada por bulbos con un arco de xenón. Estos bulbos podían permanecer prendidos más tiempo que los de carbón. A medida que el cine progresaba, aparecieron las películas de color y las de pantalla ancha (años cincuenta). El sonido digital Dolby 5.1, que es el estándar de la tecnología moderna de DVD, se incorporó en 1992. Hoy en día, la proyección en la mayoría de los cines opera totalmente con sistemas digitales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here