Lo que deberías saber del esqueleto humano

0
8
esqueleto humano

Los 206 huesos del esqueleto humano adulto forman un bastidor fuerte y flexible que protege los órganos vitales y permite al cuerpo moverse; además, es un depósito de minerales y una reserva de células madres.

El tejido óseo está formado por 3 componentes esenciales: fibras de colágeno, un adhesivo a base de glucoproteínas y sales inorgánicas de calcio. Las fibras de colágeno están ordenadas en capas alternas entrecruzadas para crear un andamio flexible, y las sales de calcio están adheridas en medio para dar fortaleza y rigidez.

Cada hueso tiene una capa externa de tejido compacto -llamado cortical-, bajo la cual se extiende, en los extremos de los huesos largos, una capa de hueso esponjoso -llamado trabecular-. Este tejido es ligeramente flexible y ayuda a distribuir la carga al curvear las fuerzas de tensión y compresión a lo largo de las terminaciones del hueso, al tiempo que aporta gran solidez. En el huso esponjoso se encuentra la médula ósea roja, que alberga células madre capaces de producir la mayoría de las células de la sangre y del sistema inmunitario. Las células madre están constantemente activas, de modo que cada minuto se producen miles de millones de nuevos glóbulos rojos y blancos.

Incrustados en la matriz ósea están los osteocitos, células capaces de detectar esfuerzos al interior del hueso y desencadenar la formación de tejido óseo nuevo. Los osteoclastos son las células encargadas de degradar el tejido óseo viejo, y los osteoblastos se encargan de depositar colágeno y minerales. Juntas, estas células regulan el almacenamiento de calcio y fósforo en el esqueleto, así como su liberación, para que se utilicen en otra parte del cuerpo. Operan bajo la influencia de las hormonas que secretan las glándulas en el cerebro. Cuando comienzan a declinar los niveles de minerales en el organismo, las señales químicas estimulan a los osteoclastos para que empiecen a desgastar la superficie del hueso y liberen minerales en el torrente sanguíneo. Si los niveles son elevados, los osteoblastos contribuyen con hueso nuevo, y reponen la provisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here