¿Cuáles son las consecuencias de la deforestación?

0
7297
deforestación

La deforestación ocurre cuando un área arbolada, como parte de una selva o bosque, se despeja a fin de darle a la tierra un uso diferente, por lo general actividades humanas como pastoreo de ganado, siembra de cultivos y tala. Aunque este tipo de destrucción ambiental se ha efectuado a lo largo de la historia (en el siglo 19, por ejemplo, buena parte del área Este de Norteamérica se despejó para crear asentamientos y cultivos), hoy día, cuando pensamos en deforestación, inmediatamente nos vienen a la mente los desastres que ocurren en selvas tropicales y bosques. Además de ser muy vasta, la biodiversidad de las selvas es importante porque preserva el delicado equilibrio de la vida en en planeta.

Todo el mundo sabe que los árboles captan energía del Sol para producir su propio alimento en un proceso que se llama fotosíntesis, y que un subproducto de ésta es el oxígeno que se libera en la atmósfera y que respiramos. La selva del Amazonas produce el 20% del oxígeno de toda la Tierra. A las selvas se les llama sumideros de carbono, pues absorben un porcentaje importante del dióxido de carbono que se libera en la atmósfera por la quema de combustibles de origen fósil. La selva del Amazonas absorbe cerca de 2 mil millones de toneladas de carbono al año, lo cual la vuelve esencial para que la vida continúe desarrollándose con éxito en nuestro planeta.

La tala y la quema de vegetación libera como dióxido de carbono el carbono que las plantas habían removido previamente de la atmósfera. De hecho, actualmente la acción de la deforestación contribuye con un 20% de todas las emisiones de gases invernadero -más que todos los aviones, trenes, barcos y automóviles juntos-. Al absorber el dióxido de carbono de la atmósfera, las selvas también desempeñan un importante papel como reguladores del clima, y a largo plazo -si la deforestación masiva continúa- su destrucción tendrá un profundo efecto no sólo en el clima de los alrededores, sino también en el clima estacional de todo el mundo.

Conforme se despeja la tierra, a menudo se construyen caminos ilegalmente, lo que permite a tractores y bulldozers adentrarse más profundamente en el corazón de la selva, facilitando la propagación de la deforestación. Mientras las maquinas avanzan derribando miles de árboles cada día, los habitantes de las selvas -como jaguares, titis y tucanes, por mencionar algunos- se están quedando rápidamente sin lugares para vivir. La tala de árboles no sólo implica la pérdida de hábitats preciosos, a menudo es le preludio de la extinción inminente de especies enteras.

Hoy en día, una enorme causa de preocupación es la creciente demanda de aceite de palma. Muchas áreas de África y el Sudeste asiático se están talando para dar lugar a plantaciones de palmeras aceiteras. El aceite, que se extrae del fruto de la palma aceitera, es útil en varias industrias, incluyendo la de los alimentos procesados, debido a su versatilidad y bajo precio. También se emplea en el mundo de los cosméticos como una alternativa barata de uso de aceites naturales más caros que se usan en jabones y humectantes.

El problema aquí es que muy pocas empresas están conscientes del daño, por lo tanto dividen las hectáreas para y reforestando pero el proceso es lento y con el exceso de contaminación no es suficiente. También otro error es erradicar especies de árboles para reforestarlas con otras que probablemente no son autóctonas, y por ende, causa otro daño al ecosistema.

Nosotros como especie responsable de todos los problemas ecológicos en nuestro planeta, debemos volver a tomar conciencia de ciertos productos, investigar como se hacen y rechazar su consumo como castigo, pero con tanta estupidez que nos meten ya sean en medios de comunicación y aparatos, somos consumidores empedernidos, pero a la vez, cyber activistas en redes sociales con la esperanza de que otros tomen acciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here