¿Cómo se mantienen calientes los saunas?

0
209
sauna

Una sauna es un pequeño cuarto cerrado -normalmente recubierto con paneles de madera- usado para experimentar tipos distintos de calor, con la meta de inducir la sudoración y, con ellos, limpiar la piel. Los 2 tipos principales de calor generado en las saunas son secos y húmedo, los cuales se diferencian por el nivel de humedad, -nosotros dada la experiencia en Finlandia, afirmamos que sólo hay un tipo de sauna-.

Las saunas secas tienen temperaturas muy altas (100°C) y niveles de humedad muy bajos, controlados por un sistema automatizado. Las húmedas, por otra parte, tienen temperaturas más bajas, pero niveles más altos de humedad, y actúan más como baños de vapor o baños turcos.

Aunque en ambos casos el calor puede generarse de varias maneras, la más común es usando piedras calientes: se cubre una resistencia eléctrica con piedras de gran tamaño hasta que estén muy calientes y entonces se vierte agua sobre ellas para generar vapor. Este método es popular porque, a diferencia del aire en el método de convección tradicional, el vapor de agua propaga de manera uniforme el calor generado por las piedras.

Históricamente, las saunas surgieron en Finlandia, donde se volvieron una tradición nacional. Sin embargo, el primer registro histórico de una sauna proviene del historiador Herodoto de la antigua Grecia, quien en sus Historias describió cómo los habitantes de Escitia, en Eurasia Central, solían echar agua y semillas de cáñamo sobre piedras calentadas para crear vapor caliente y estimulante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here