¿Cómo se forman los fósiles?

0
326
fósiles

En agosto de 1990, una paleontóloga voluntaria llamada Susan Hendrickson descubrió una espina dorsal y el hueso de una pierna fosilizados que sobresalían de un risco en Dakota del Sur en Estados Unidos. Estaba a punto de desenterrar el esqueleto del Tiranosaurio Rex más grande y mejor conservado que se ha encontrado. El T-Rex -apodado Sue- fue alguna vez un fiero carnívoro de más de 3.5 metros de alto.

Sue, junto con otros fósiles de huellas, rastros de animales, esqueletos de dinosaurios, impresiones dejadas por hojas de plantas e incluso minúsculas marcas de bacterias, son evidencia física de la historia en la vida en la Tierra. Desafortunadamente, sólo unas cuantas criaturas se convierten en fósiles: la mayoría se descompone por completo o son comidas cuando mueren.

Hendrickson no encontró a Sue nada más por casualidad: estaba buscando en el lugar correcto. Expuestas en la pared del risco había rocas de entre 65 y 67 millones de años de antigüedad, formadas cuando los dinosaurios aún recorrían la Tierra. Rocas significativamente más jóvenes o más antiguas no contendrían fósiles de T-Rex. Esta capa de roca -algunas veces llamadas formación de Hell Creek- comprende rocas de arenisca, lutita y arcilla. Como muchas rocas que contienen fósiles, se formaron bajo el agua. Hell Creek está compuesta específicamente por arena antigua, limo y arcilla depositados en el delta tibio y húmedo de un río.

Los fósiles también revelan las posiciones de los antiguos mares u otros cuerpos de agua. Los amonites, por ejemplo, eran moluscos marinos cuyas conchas fosilizadas podían llegar a medir 2 metros de ancho. Aunque los fósiles de amonites abundan en las montañas cerca de Kremmling, Colorado, a miles de kilómetros de donde se encuentra el océano hoy día, su presencia confirma que buena parte de la región estaba cubierta por mar cuando vivían, hace unos 70 millones de años.

Un fósil se forma cuando una criatura cae al fondo del mar o al lecho de un río o lago y queda enterrado en los sedimentos -a falta de oxígeno, el animal no se descompone-. El sedimento con el pasar del tiempo comienza a tener más capas superiores, comprimiendo las capas inferiores y se convierten en rocas. El agua del suelo disuelve los huesos, dejando cavidades en su lugar. Millones de años después, la roca de la superficie se desgasta debido a la erosión y deja el fósil a la vista.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here