¿Cómo se forman las perlas en los moluscos?

0
853
perlas moluscos

Las perlas se desarrollan en el interior de los moluscos -entre ellos, las ostras, los ostiones y las almejas- cuando una partícula extraña penetra en su concha e irrita los suaves tejidos internos. Si el animal no puede expeler de inmediato el irritante, echa a andar un mecanismo único de defensa.

Para protegerse de la pequeña partícula, el molusco produce una sustancia llamada nácar o madreperla, que también se encuentra recubriendo la superficie interior de la concha. Capa sobre capa, la dura sustancia cristalina se usa entonces para envolver el objeto invasor de manera que no pueda dañar o contaminar al molusco.

El aspecto iridiscente de una perla se debe a las múltiples capas de nácar, que consiste en muchos cristales microscópicos. El grosor de una capa de carbonato de calcio es similar a la longitud de onda de la luz invisible: parte de la luz pasa a través de la primera capa de nácar se refleja, pero otra parte continuará viajando hasta la siguiente capa, desde donde se refleja otro poco de luz. Los múltiples reflejos interfieren entre sí con longitudes de onda distintas, ocasionando que la luz de todos colores se refleje y disperse en todas direcciones, lo cual crea un acabado iridiscente. Éste es un fenomeno que ni la ciencia puede emular, por lo tanto, no se puede replicar una perla original para producción masiva.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here