¿Cómo se congela el océano Ártico?

0
1601
océano ártico

Es difícil imaginar que una extensión de agua tan gigantesca se congele hasta solidificarse. ¿Cómo es esto posible?. El hielo marino o banquisa del Ártico se forma durante los meses de invierno, cuando se congela el océano.

El agua pura, que no contiene otras sustancias o impurezas, se congela a los 0°C. El agua de mar en nuestro planeta, sin embargo, contiene cerca de 3.5% en masa de sales y minerales disueltos. Este material adicional baja el punto de congelación del agua de mar hasta los -2°C, porque el punto de congelación depende de la cantidad y tipo de sustancias presentes en una solución.

Durante los meses de invierno, cuando la temperatura del aire en el Polo Ártico empieza a descender drásticamente, debajo de la superficie del mar empiezan a aparecer agujas cristalinas de hielo, muy delgadas y pequeñas, a las que se les llama en conjunto Hielo Frazil.

El continuo descenso de la temperatura ocasiona que la capa de frazil se haga cada vez más gruesa. Cuando esto sucede, en el fondo se acumulan las sales minerales hasta que pesan tanto que se desprenden como aguanieve y se hunden. Lo anterior deja la capa superior frazil con un contenido de sal significativamente menor y, por ende, con un punto de congelación menos bajo, gracias a lo cual se solidifica rápidamente en hielo compacto en cuanto cae la temperatura.

La capa de hielo compacto crece hasta convertirse en una gigantesca placa flotante (conformada de muchos otros témpanos más pequeños) cuyo grosor y extensión varían a lo largo del año, y que alcanza su extensión máxima en marzo. En cambio, durante los meses más cálidos del verano, el hielo comienza a retroceder y a quebrarse, hasta que en septiembre llega a su extensión más reducida.

¿Cómo afecta el hielo polar el clima del mundo?

El hielo marino de los polos es importante porque afecta el clima en todo el planeta. El hielo actúa como un espejo que refleja los rayos del Sol de regreso al espacio exterior. Conforme el hielo se derrite, queda expuesta una mayor superficie del océano oscuro, que es capaz de absorber el calor del Sol.

Cuando el océano Ártico está congelado, el agua más tibia que entra del Pacífico o del Atlántico comienza a enfriarse, con lo cual se vuelve densa y se hunde. Éste desplazamiento de agua rige la circulación de los océanos de la Tierra, afectando el clima y las condiciones alrededor del mundo. Así, en muchos aspectos, la cantidad y extensión del hielo marino del Ártico es absolutamente determinante del clima global.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here