Teoría: El Universo es regido por fuerzas inteligentes

0
129
universo

Muchas religiones, sectas, sociedades discretas, instituciones científicas y organizaciones espirituales, han especulado y utilizado el tema de la creación del universo según sus intereses. Lo que si es cierto, debido a que nadie aún ha podido determinar con pruebas fehacientes, es que del Universo sólo conocemos una ínfima parte y sólo lo que entendemos gracias a sus comportamientos.

El físico teórico Michio Kaku (autor de la famosa Teoría de Cuerdas) ha puesto en jaque a la comunidad científica luego de que afirmara tener pruebas contundentes de una fuerza inteligente y desconocida que gobierna desde lo macro a lo micro en el universo y sus planetas, es decir, la fuerza que regula, moldea, crea y destruye todo.

Michio Kaku para presentar esta teoría, utilizó una inédita tecnología creada en el año 2005, que le permitió analizar el comportamiento de la materia a escala subatómica, utilizando un semi-radio primitivo de taquiones -partículas hipotéticas capaces de moverse a la velocidad de la luz-. En los centenares de experimentos, encontró el mismo fenómeno, llegando a la conclusión que como seres vivimos en una especie de matrix, regido por leyes y principios concebidos por una especie de gran arquitecto del universo.

Con este descubrimiento, la vida y el azar no existe ya que también vendría a ser parte de una matrix, ese mundo que decide quien despierta y quien duerme en la infinidad de los tiempos. Lo que conocemos como suerte, es porque desconocemos los designios que esta energía nos tiene preparado. Los aciertos y errores son parte de nuestras vidas, hay quienes pueden observar, oler, sentir, escuchar lo que esta energía nos asigna y aseverar que somos agraciados o desgraciados, es especular sobre lo que no se puede comprobar.

Para Michio Kaku, la energía vibra y para que haya un orden en el universo debe existir un caos, de esa lucha constante se forma la vida y todo lo que conocemos ya sea desde sus inicios hasta las consecuencias que esta nos presenta, tales como la electricidad, vientos, atmósfera, clima e incluso el instinto animal. Por lo tanto, ni la religión ni la ciencia tienen ni la primera ni la última palabra, pues a diferencia de ambas, una monopoliza y la otra intenta entenderla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here