¿Por qué gira el planeta Tierra?

0
1083
planeta tierra

La historia de la rotación terrestre se remonta a la formación del Sistema Solar. En un principio, hace aproximadamente 4.7 mil millones de años, el Sistema Solar era una inmensa nube giratoria de polvo y gas. Como resultado de la fuerza de gravedad, esta nube se fusionó gradualmente para formar una estrella y sus planetas.

Esta atracción gravitatoria aumentó el momento angular de los diferentes cuerpos celestes, causando un aumento en su velocidad de rotación. Imagina un patinador de hielo rotando con los brazos abiertos. Conforme los encoge, su momento angular aumenta y puede rotar con mayor rapidez. Lo mismo sucedió cuando se formó la Tierra. Conforme el polvo y el gas se comprimieron en una masa sólida, la masa total del objeto se volvió más compacta y comenzó a rotar cada vez más rápido.

La ley de la inercia sostiene que cualquier objeto en movimiento con una velocidad constante, o inmóvil, continuará en el mismo estado hasta que otro cuerpo o fuerza actúe sobre él. La Tierra se mantiene girando en el espacio porque éste es un vacío: no hay en él nada que haga a nuestro planeta disminuir drásticamente su velocidad. Curiosamente, en etapas tempranas de su formación, la Tierra rotaba hasta 5 veces más rápido que ahora. Sabemos entonces que ha perdido velocidad.

¿La responsable? La Luna: nuestro propio satélite natural es causante de que la Tierra gire más lentamente. Lo anterior se debe a un fenómeno llamado “acoplamiento de mareas” que también ocasiona que la Luna tenga una rotación sincrónica con la Tierra; es decir, que siempre dé la misma cara hacia nuestro planeta.

Para entender el fenómeno de acoplamiento de mareas, imagina que vas en bicicleta sobre una pista circular que rodea un carrusel de feria y que te mueves en la misma dirección que el giro del carrusel. Si atas una cuerda a uno de los caballos, pasarán 2 cosas: el carrusel tirará de ti y hará que te muevas visiblemente más rápido, y tu tirarás del carrusel y lo desacelerarás un poquito, aunque esto no sea notorio. Esto es en esencia lo que sucede entre la Tierra y la Luna: el carrusel es la Tierra, la Luna eres tu, y la gravedad es la cuerda que los une. Pequeña como es, cuando la Luna orbita la Tierra, ejerce sobre ella una atracción gravitacional que, además de ocasionar las mareas, hace más lenta la rotación de nuestro planeta: en unos cuantos millones de años, un día terrestre podría durar 26 horas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here