Planetas con núcleo de diamante sólido

0
91
planeta de diamantes

La Tierra es un planeta rico en oxígeno: está en el aire que respiramos, el agua que bebemos y las rocas sobre las que nos paramos. Imagina un planeta en que haya poco oxígeno pero, en cambio, mucho carbono. Estos planetas tienen un secreto extraordinario: en la superficie, grandes presiones aplastan el carbono hasta convertirlo en grafito y, a mayor profundidad, en diamante.

Los astrónomos han demostrado que los planetas resultan de la condensación de discos de gas y polvo alrededor de estrellas jóvenes. Si la relación carbono/oxígeno es de mas de 0.65, se formará un planeta rocoso rico en carbono. La vida como la conocemos sería imposible en un planeta con tan poco oxígeno y, en consecuencia, poca agua. La atmósfera sería espesa, envenenada con dióxido y monóxido de carbono, y la superficie tendría imponentes montañas de grafito y un suelo impenetrable y duro de diamante.

No todos los planetas de diamante se forman de la misma manera. Por ejemplo, se cree que uno de ellos, descubierto alrededor de un pulsar -remanente de una supernova que gira y emite haces de ondas de radio-, fue anteriormente una estrella que al morir dejó una enana blanca de tamaño similar a la Tierra. Cuando la enana blanca perdió sus capas más externas, debido a la gravedad del pulsar, su cristalino centro de diamante quedó expuesto, formando un brillante mundo que vivirá más que nuestro Sistema Solar y muchos otros. Un diamante en verdad es para siempre.

Si los seres humanos tuviéramos la capacidad para viajar fácilmente a otros planetas, de seguro estos planetas serían los mejores amigos de las mujeres.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here