MAVEN: Nuevas naves en Marte

0
0
maven planeta marte

Sin contar la Luna, se han realizado más misiones espaciales a Marte que a ninguna otra parte de nuestro Sistema Solar. Hay quienes se preguntan por qué seguimos mandando sondas ahí, en vez de a mundos menos explorados y con posibilidades concretas de sostener vida.

Obviamente, la primera razón es logística. Aunque Venus es técnicamente nuestro vecino más cercano, las condiciones de Marte y el hecho de que se sabe que hubo agua, lo hacen un prospecto más atractivo. Aunque se han planeado más de 40 misiones a Marte desde 1960, muchas han fallado… algunas ni siquiera han superado la órbita terrestre. De las que se consideran exitosas, apenas unas siguen en funcionamiento, y muchas se acercan al retiro.

Es por ello que el nuevo chico de la cuadra, MAVEN, más formalmente conocido como Evolución Volátil y Atmosférica de Marte, va en camino hacia allá. Programada para arribar en septiembre de 2014, esta sonda tendrá los objetivos de estudiar la atmósfera superior del Planeta Rojo, la manera en que interactúa con el viento solar y determinar cómo la pérdida de gases atmosféricos ha moldeado el clima marciano a lo largo de milenios.

Para realizar sus estudios, la sonda está equipada con una serie de herramientas de alta tecnología que incluyen analizadores de partículas subatómicas, espectrómetros de infrarrojo y gases, además de un magnetómetro.

La principal fuente de energía de la nave son 1,700 litros del combustible llamado hidracina, aunque la mayor parte del mismo será consumido durante el viaje y las maniobras de acercamiento final a la órbita marciana. Una vez en posición, la gravedad de Marte hará el resto del trabajo y 2 arreglos de alas con paneles solares proporcionarán la energía para los avanzados instrumentos científicos que lleva a bordo. Debido a la naturaleza excéntrica de su órbita, su distancia a la superficie marciana variará por más de 6 mil kilómetros; en su punto más cercano estará a apenas 150 kilómetros.

Junto con sus tareas científicas, MAVEN también será un importante enlace de comunicación entre los vehículos que recorren actualmente la superficie marciana -como el Curiosity- y los científicos aquí en la Tierra. Este último rol ha cobrado gran importancia debido a una serie de errores en la Nave Orbital de Reconocimiento de Marte, uno de los satélites de transferencia de datos actualmente en servicio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here