¿Cómo se forman los cálculos biliares?

0
134
cálculos biliares

La vesícula biliar es un pequeño órgano en forma de pera en el que se almacena la bilis producida por el hígado. Con el paso del tiempo, la bilis almacenada (compuesta por agua, colesterol, grasas y sales de sodio de ácidos grasos) va incrementando su concentración a fin de descomponer y absorber las grasas durante la digestión.

Los cálculos biliares (padecimiento conocido como colelitiasis) son pequeños depósitos de sales y colesterol que se pueden formar si existe un desbalance químico en la vesícula, frecuentemente por un exceso de colesterol en la bilis. El tamaño de los cálculos biliares va desde pequeños cristales granulares hasta el de una pelota de golf. Aunque generalmente se forman y se quedan en la vesícula -donde los cálculos biliares pequeños no provocan ningún tipo de dolor-, el paciente puede sufrir mucha incomodidad si el cálculo de gran tamaño se atora en uno de los muchos ductos biliares que conectan la vesícula con el duodeno (el inicio del intestino delgado).

Si un cálculo biliar bloquea el flujo de enzimas digestivas producidas por el páncreas, se puede desarrollar pancreatitis, padecimiento que puede provocar dolor agudo y constante.

Los estudios de imagenología con ultrasonido pueden detectar los cálculos biliares e indicar si es necesario extirpar la vesícula. También se puede usar un tratamiento con vibraciones para pulverizarlos y expulsarlos de manera natural.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here