¿Cómo se equilibran los trenes en los monorrieles?

0
91
trenes monorrieles

Los monorrieles existen desde el siglo XIX, pero no llamaron la atención de la gente sino hasta la década de 1950, cuando Walt Disney instaló uno en su parque en California. En casi todo el mundo, su uso se limita a los parques recreativos, pero en Asia cumplen también una función importante en el transporte público de las principales metrópolis.

Los monorrieles modernos se basan en una barra única que sostiene y encauza el tren. Los vagones van suspendidos debajo del riel o montados ariba, con las ruedas apoyadas en la barra. Por lo regular se mueven con electricidad alimentada por un tercer riel que está conectado con el principal. Unas zapatas transmiten la corriente al convoy.

El diseño de viga es la más utilizado. Los vagones tienen llantas de hule que ruedan sobre una barra en forma de “I”. Para evitar los vaivenes laterales del tren, unas llantas más pequeñas se abrazan alrededor de la viga para proporcionar estabilidad general y guiar al tren.

Por su parte, los monorrieles suspendidos cuelgan bajo la vía. El diseño puede ser una mera inversión de la viga, de modo que los vagones penden del lado inferior del riel en “I”, o bien las llantas ruedan dentro de una barra de acero hueca. En este último caso, las ruedas están totalmente encerradas para defenderlas de la interperie, lo que hace extremadamente difícil que el tren descarrile.

En efecto, los monorrieles son uno de los medios de transporte más seguros. El riel elevado reduce al mínimo la interacción con el tránsito y los peatones, lo que elimina la necesidad de cruces, y los descarrilamientos son muy infrecuentes. Además, su consumo de energía es eficiente y sus llantas de hule producen mucha menor contaminación sonora que las ruedas metálicas de los trenes convencionales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here