¿Cómo se crean los colores en los fuegos artificiales?

0
61
fuegos artificiales

Los fuegos artificiales fueron inventados por los chinos casi por accidente. Alrededor del año 200 a.c., notaron que los palos de bambú en las hogueras explotan con un tronido. Esto ocurre porque el bambú crece muy rápido y atrapa burbujas de aire dentro de sus tallos, por lo que, cuando el oxígeno entra en contacto con el fuego, desencadena una fuerte reacción.

Los chinos llevaron esto un paso más allá y crearon la primera clase de pólvora, mezclando sulfuro ,salitre, sulfuro de arsénico y miel. Al prenderse en llamas, esta mezcla produce una explosión causada por el sulfuro y la miel, que actúan como la fuente energética de la reacción, al tiempo que el nitrato de potasio provee el oxígeno. Mas tarde, la miel fue reemplazada por carbón vegetal y la fórmula fue vertida en tubos y arrojada a los enemigos. En este punto, los fuegos artificiales comenzaron a usarse con 2 fines: como armamento y en espectaculares despliegues para la gente.

Alrededor de 1830, científicos italianos se dieron cuenta que al añadir hipoclorito de calcio y una sal de algún metal, como estroncio o bario, la luz generada adoptaba colores distintos. También usaron pólvora de combustión lenta como detonador para disparar el cohete, y colocaron dentro una pólvora rica en potasio para obtener una reacción más rápida.

Los fuegos artificiales son una maravilla científica, ya que parten de un ejemplo de la naturaleza -oxígeno atrapado en palos de bambú- y la transforman en un auténtico espectáculo con fines desde entretenimiento hasta políticos.

Los elementos que suelen utilizarse para los colores en los fuegos artificiales pueden ser: cobre (azul), estroncio (rojo), magnesio (blanco), calcio (naranja), bario (verde), sodio (amarillo) y compuestos entre ellos para formar otros colores como morado, rosado, violeta, café.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here