Células que se reparan a si mismas, cambiarían al mundo

0
5
células autoreparadoras

Un grupo de científicos a logrado realizar un compuesto que es capaz de auto repararse por si mismo, en este caso pudieron probarlo sobre una pieza de plástico, en un orificio de unos 9 mm de diámetro. La relevancia de este desarrollo esta directamente relacionado con la posibilidad de llegar a hacer nuevos materiales para las alas de los aeroplanos que podrían ser reparadas en pleno vuelo.

Ann Arbor de la Universidad de Michigan, ingeniera mecánica que conduce está investigación considera que es gratificante el que pueda darse la posibilidad de ir hacia el desarrollo de un material que se pueda reparar sin intervención, mientras que su colaboradora Ellen Arruda, considera a este polímero como un equivalente a la coagulación de la sangre.

Los organismos vivos complejos no podrían haber evolucionado sin la facultad de poder auto curarse. Por ejemplo cuando algún animal padece una herida punzante, ciertos compuestos llegan al lugar de la herida -viajando a través de las venas-, y hacen crecer nuevo tejido en la región para llenar el área dañada. Los materiales carecen de esa facultad, y por lo tanto requieren de la intervención del humano.

Recientemente científicos han desarrollado materiales, que utilizando canales, simulando las venas de un ser vivo, pueden conducir los compuestos necesarios para repara ciertos materiales, elaborados con fibra de vidrio y polímeros, en pequeños agujeros, aunque no ha resultado muy bien para agujeros de mayor dimensión, pues queda muy delgado la parte recuperada o por su tamaño llega a haber fugas de compuestos antes de que logren hacer la reparación.

Un grupo de científicos e ingenieros de la Universidad de Illinois, han informado que usando una combinación de dos sustancias que usando dos canales diferentes llegaban al punto donde se encontraba el daño, y al combinarse se formaba una capa de gel semi sólido que permitía formar una red que cubría la parte dañada, gracias a la intervención de un catálitico. Una vez formada esta red, entraba un tercer compuesto el cual en combinación con los compuestos anteriores, reaccionaba, llenaba el agujero y las fracturas cercanas, con una substancia de color purpurea. El polímero entonces hacía un sello con el plástico original y recuperaba la fuerza del material.

Dice un colaborador del equipo,  Jeffry Moore: el secreto para que esto funcionará es elegir el material que reaccione en el tiempo correcto, para que se forme primero a red y luego reaccione el polímero, el tiempo y orden en que reaccionan es el secreto en esto.

Este equipo ha reportado que han sido capaces de reparar heridas de hasta 1 cm de diámetro con fractura cercanas en un área de 3.5 cm de diámetro, Con lo cual se abre la posibilidad para usarlo en alas de aviones o en naves espaciales, para partes que se reparen ellas mismas, cuando la intervención del humano es muy difícil de tener.

Aun es necesario hacer un poco más de trabajo en esto, pues el material con el que es reparado es un 38% más débil que el material original, además de que es necesario probar que puede realizarse en condiciones “reales” y en un tiempo que sea útil para las aplicaciones que se piensa o requiere.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here